Leer anuncio públic
Perspectives
GEAB 121 Panorama Global Europa 2018 – Finanzas alicaídas (fragmentos)

Tras haber obtenido un 75 % de éxito en las anticipaciones de 2017, nuestro equipo presentará 5 tendencias estructurantes y 33 anticipaciones “al alza y a la baja” para 2018 en este número de enero, del que nos complace adelantar una selección de fragmentos sobre las finanzas.

En la versión completa del “Panorama Global Europa” (accesible mediante suscripción) se abordan muchos otros temas: finanzas (inflación, QE, zona euro, tipos de interés, Fed…), inversión (oro, petróleo, arena…), economía (construcción y obras públicas, grandes empresas, crecimiento, empleo, África…), monedas (dólar, euro, yuan), geopolítica (Corea del Norte, Corea del Sur, Irán, América del Sur, Rusia…), opinión pública (pobreza, longevidad, radicalización…), política (populismo, regulación, vigilancia, Trump, Putin, May…), tecnología (bitcóin, Airbnb…), etc.

1 tendencia estructurante – La crisis existencial de las finanzas

El fin del dinero fácil resultante de las políticas de flexibilización monetaria, que está reactivando el juego de la competencia tras años de respaldo estatal a los agentes económicos, promete asimismo un saneamiento del tejido económico. En 2018, como detallaremos más adelante, la quiebra de ciertas empresas importantes podría desencadenar una serie de impactos significativos sobre los mercados financieros.

Pero de manera general, anticipamos que será un año difícil para el mundo de las finanzas, que va a adentrarse en un periodo de cuestionamiento existencial a raíz de los innumerables excesos y fracasos de la última década. Durante esta década, el mundo financiero seguía siendo imprescindible en términos de solución de problemas y han sido particularmente las políticas de flexibilización monetaria las que han contribuido a esta centralización.

Pero todo esto está llegando a su fin (regreso a la economía real y fin de las expansiones cuantitativas) y van a empezar a surgir cuestiones sobre los desequilibrios que el sistema de “el dinero llama al dinero” (que es una manera de resumir la misión de los bancos y los centros financieros) ha provocado.

El sentido común no ha podido más que alarmarse ante la locura del sistema de financiación económica que estos diez años de crisis han sacado a la luz. Hoy en día, ya se han experimentado todas las formas de ahorro de dinero, una por una y a la vista de todos. Todo el mundo sabe que el dinero puede crearse (QE), que las peores deudas son sostenibles (deuda estadounidense) y que se puede crear valor virtualmente y de la nada (bitcóin).

A medio plazo, es imposible que estas revelaciones no tengan repercusiones. Especialmente en un contexto de ciudad global en la que agentes importantes (China) se esfuerzan por crear una verdadera moneda global (un euro a nivel mundial) que podría acabar con la financiarización basada en los tipos de cambio y erradicar toda noción de valor intrínseco de la moneda. Estamos hablando de tendencias lentas que comenzarán a hacerse visibles en los próximos 10 – 20 años.

A corto plazo, en un mundo que vuelve a estar en contacto con ... Leer