Leer anuncio públic
Perspectives
pic geab 94 2015 – El crash global no ocurrirá

También podríamos haber titulado nuestro artículo: “No, la inflación de las bolsas chinas no es una burbuja”. El delirante aumento de la bolsa de Shanghai en un 100% en un año es ciertamente sorprendente, pero traduce una dinámica real del desarrollo económico del país. Uno realmente tiene que preguntarse cómo el dinero real (ahorros chinos) invertido en las necesidades reales (infraestructura, los sistemas sociales, la descontaminación, la Ruta de la Seda …) podría crear una burbuja.

Nuestro equipo desea resaltar la incoherencia que existe entre tener miedo a las ganancias en los centros financieros de las zonas con un desarrollo económico obvio, como es el caso de China, y el hecho de que, durante años, todo el mundo ha tenido que admirar las cifras de las bolsas de valores occidentales, especialmente en EE.UU., en total contradicción con los fundamentos de sus economías. Sí, la bolsa de valores de Estados Unidos es una burbuja completa (y, en menor medida, también las bolsas de Japón y de Europa). Pero la liberación de las dinámicas de las naciones emergentes, que se dotan de infraestructuras de acuerdo con el tamaño de sus fuentes de ingresos, está a punto de absorber todas estas burbujas para financiar un desarrollo de negocios en una escala nunca antes vista. Por tanto, el desplome mundial no va a suceder, debido a que el “planeta finanzas” acaba de nacer.
Los títulos de la sección Perspectivas son:

  • Mercado de valores chino: una apertura bien preparada
  • Ruta de la Seda: China acaba de lanzar un New Deal global
  • Los BRIICS y el BAII despliegan el poder de las economías emergentes
  • De la globalización a la globalidad: ¡el problema de la fontanería ha sido resuelto!
  • Un mundo abierto, pero no tanto
  • Hacia un “crack” occidental… o no

Nuestro equipo ha decidido hacer pública una parte de la sección Perspectivas, intitulada :
De la globalización a la globalidad: ¡el problema de la fontanería ha sido resuelto!

Sólo le corresponde a Occidente comprender esta gran oportunidad. Por un lado, está la montaña insuperable de los problemas de Estados Unidos: una economía que entra de nuevo en la recesión[1], una vez más, la inseguridad que está alcanzando su nivel más alto[2], los ingresos del 80% más pobre que han estado cayendo durante los últimos dos años[3], una sequía sin final en California, el fantasma de un nuevo cierre del gobierno en noviembre[4] con la posibilidad de incumplimiento de pagos, un mercado de valores sobrecalentado[5], etc.

 communique

Figura 5 – Los ingresos por quintiles, entre julio 2012 hasta 07 2013 y julio de 2013-julio de 2014. Fuente: Bloomberg.

Por otro lado, hay perspectivas prometedoras para los BRIICS en una lógica de colaboración global.

Nuestros lectores saben muy bien lo preocupados que estábamos el año pasado sobre el riesgo de Occidente de replegarse sobre sí misma. En los últimos tres meses hemos recogido de nuevo el hilo de nuestras anticipaciones sobre el surgimiento de un mundo multipolar, los retos que plantea su organización, los obstáculos en el camino de su aplicación y de su desarrollo, así. Con el acuerdo ... Leer