Home Aperçus Brexit : Una vuelta a la Mancomunidad de Naciones derivada de una asociación comercial más estrecha con la UE

Brexit : Una vuelta a la Mancomunidad de Naciones derivada de una asociación comercial más estrecha con la UE

Aún es muy probable que el Reino Unido abandone esta normativa y se emancipe de la tutela bruselense pues, aunque es evidente que va a mantener una asociación comercial con la UE tras el brexit, no está garantizado que esta vaya a cubrir los servicios financieros. El discurso del 2 de marzo de la primera ministra británica esclareció definitivamente un punto que llevaba mucho tiempo anunciando: la futura relación entre Europa y el Reino Unido estará enmarcada por un acuerdo de libre comercio. Lo que parece muy probable, por no decir seguro, es que este acuerdo garantizará un comercio de mercancías exento de barreras aduaneras y de cuotas, considerando que se trata de un objetivo común. Para los europeos, este punto parece evidente dado que la balanza comercial de bienes se inclina sobradamente hacia el continente y para los británicos, permitiría limitar el coste de sus importaciones.

Gráfico 1 – Balanza comercial del Reino Unido, bienes (azul) y servicios (amarillo) en millares de libras esterlinas, 2013-2017. Fuente: ONS.

Los servicios como objeto principal de la negociación

En cambio, lo que falta por negociar son los términos del comercio en el sector servicios. Aquí, la relación de poder queda invertida, pues el Reino Unido es excedentario en el intercambio de servicios con la UE. La Comisión, cuyo objetivo sigue siendo que la economía británica caiga tras la salida del mercado único, para probar a los 27 que fuera de la UE, hace frío, cuenta con limitar el acuerdo sobre este punto. Esto resulta aún más fácil cuando la mayoría de los acuerdos comerciales cubren de manera muy liviana este sector. En cuanto a los servicios financieros, ningún acuerdo comercial ha llegado jamás a considerarlos. Theresa May pretende que el tratado derivado de estas negociaciones sea el primero. Los 27 se niegan y se arriesgan a mantener su postura porque son conscientes de la importancia del sector para la economía británica. Y esta importancia es real, pero a menudo se sobreestima. En efecto, los servicios empresariales, que cubren ámbitos como el asesoramiento legal, la consultoría o el marketing, representan un valor total superior al de los servicios financieros[1]. Y sin duda, será más fácil considerar los servicios empresariales en el acuerdo de libre comercio. Así pues, las finanzas no constituyen la única baza británica y las pérdidas ocasionadas por un acceso restringido al mercado financiero europeo no van a ser irremediables.

Vuelta a la Mancomunidad de Naciones

Es cierto que la calidad de la relación entre el Reino Unido y la UE es un verdadero objetivo para el Reino Unido. Pero más importante es el reposicionamiento del país sobre una nueva base, un gran espacio político-comercial, por una parte, conectado, y por otra, verdaderamente controlado por los británicos. Por supuesto, se van a posicionar sobre su antiguo imperio: la Mancomunidad de Naciones.

Este año se han organizado varios eventos con el objetivo de estrechar los lazos comerciales entre Londres y el resto de los miembros de esta organización intergubernamental. El Departamento de Comercio Internacional acogerá la Cumbre de la Mancomunidad de Naciones en abril de 2018 y el compromiso británico con un comercio libre y global es el punto principal de la agenda del encuentro. Theresa May ha recordado el 13 de marzo de 2017 (día de la Mancomunidad de Naciones): “Mientras que aspiramos a la creación de una Gran Bretaña realmente global, los estrechos lazos que nos unen en una Mancomunidad de Naciones del siglo XXI pueden ayudarnos a reforzar la prosperidad y la seguridad de nuestros ciudadanos y de nuestros numerosos amigos y aliados de todo el mundo”[2].

De manera más precisa y concreta aún, la región noroeste de Inglaterra está organizando un encuentro entre los 300 representantes de empresas y expertos de las relaciones con la Mancomunidad de Naciones. El evento marca el lanzamiento de la primera Asociación de la Mancomunidad de Naciones de Merseyside & Cheshire, cuyo objetivo es crear una gran red de particulares y organizaciones comprometidos con el estrechamiento de los lazos comerciales y culturales entre el noroeste de Inglaterra y los 52 Estados miembros de la organización intergubernamental[3].

Gráfico 2 – Cuota de la zona euro y de la Mancomunidad de Naciones en la economía mundial, 1970-2016. Fuente: Asia Briefing.

La baza del idioma y del sistema legal

En este tipo de relaciones, el Reino Unido dispone de ventajas propias sobre el plano internacional. Su idioma y su sistema legal son las principales, pero el prestigio de sus universidades y su capacidad de innovación e investigación científica y tecnológica son instrumentos de “poder suave” que igualmente pueden obrar al servicio del comercio internacional. Open Europe, en un informe sobre las prioridades comerciales más allá de la UE, considera que los países más interesantes para el Reino Unido son Canadá, la India e Israel. Los dos primeros aún forman parte de la Mancomunidad de Naciones, Canadá comparte el idioma oficial y la India e Israel lo emplean ampliamente. Los tres disponen del mismo sistema legal[4]. Estos factores siempre son decisivos en los intercambios comerciales internacionales, pues se basan en la comprensión entre clientes y proveedores y la capacidad para aplicar el contrato que les vincula.

Un potencial comercial inexplotado

En este mismo estudio, Open Europe evalúa los potenciales inexplotados en ciertos mercados emergentes o desarrollados. Entre los que ofrecen las mejores oportunidades, se encuentran tres países de la Mancomunidad de Naciones: Canadá, la India y Nigeria.

Según el estudio, Canadá ofrece actualmente las oportunidades más importantes para el Reino Unido, con una posibilidad de aumentar los intercambios comerciales a los 7.000 millones de libras. Para explotar al máximo este potencial tras el brexit, el laboratorio de ideas recomienda tomar como base el acuerdo recientemente negociado con la UE, el CETA. Justin Trudeau ya se mostró favorable a este durante la visita de Theresa May a Ottawa el pasado septiembre[5]. Ahora convendría adaptarlo a las particularidades británicas, extendiendo las disposiciones del acuerdo al sector servicios y, particularmente, a los servicios financieros. A cambio, el Reino Unido podría ofrecer a los ciudadanos canadienses un acceso más fluido a Gran Bretaña para ir allí a vivir o a trabajar. Por el momento, estos últimos no disponen de ninguna ventaja en particular.

De aquí a 2030, según Open Europe, es la India la que va a presentar las mejores oportunidades, debido al crecimiento que el país y su región va a experimentar en los próximos años, más significativo que el de los países desarrollados. Esta relación será más difícil de estrechar para el Reino Unido, pues la India sigue siendo uno de los países más proteccionistas del mundo[6]. Por no mencionar que los ingleses no han dejado muy buenos regalos allí…[7]

Nigeria ofrece igualmente interesantes oportunidades comerciales, a la altura de casi 3.000 millones de libras según Open Europe. Pero dada la inestabilidad del país, siguen interponiéndose importantes dificultades. Resulta difícil imaginar un acuerdo de libre comercio a medio plazo, pero el respaldo británico a los esfuerzos del país por desarrollarse podría dar sus frutos y podría igualmente centrarse en infraestructuras clave. (fragmento del GEAB 123 / marzo 2018)

_______________________________________________

[1] “UK faces struggle to redesign trade relationships, in charts”. Fuente: Financial Times, 03/02/2017
[2] Fuente: Independent, 13/03/2017
[3] Fuente: LBN Daily, 07/03/2018
[4] Fuente: Open Europe, 25/04/2017
[5] Fuente: Independent, 18/09/2017
[6] Fuente: Doing Business, 2018
[7] La colonización británica de la India fue de una violencia inaudita y hay numerosas fuentes que lo certifican. Por ejemplo: Colonial Justice in British India: White Violence and the Rule of Law, Cambridge Studies in Indian History and Society. Fuente: Amazon

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Artículos relacionados
GEAB
05 Dic 2018

Los chalecos amarillos / Pueblos en cólera: Lo que el GEAB anunció en junio de 2016

#democracia #Europa #mundo

Como ya venimos anticipando desde finales de 2011, las naciones están indignadas, consecuencia lógica de una crisis sin precedentes, multidireccional y de dimensiones globales, ante la que los niveles nacionales [...]

GEAB
27 Nov 2018

Crisis en el Mar de Azov: lo que dijo el GEAB hace 5 meses (GEAB – 15 de junio de 2018)

#Europa #geopolítica #gobernanza #Rusia

Ucrania sigue siendo un poderoso obstáculo entre Europa y Rusia y obliga a los Estados miembros a salir de la dinámica común para preservar los intereses intrínsecamente asociados a la [...]

GEAB
28 Sep 2018

2018 en el intervalo entre recuperación económica y regreso a la prosperidad

#economia #Europa #Monedas

En el frente económico, por el contrario, las noticias son bastante buenas. La economía debería continuar su reactivación en 2018, en parte gracias a las diferentes formas más leves de [...]