Home Aperçus Estados miembros dispuestos a desactivar la UE

Estados miembros dispuestos a desactivar la UE

Desde hace varios años, en la lucha entre el nivel nacional y el europeo, el predicado ha sido el siguiente: el nivel europeo es un escudo frente a los populismos nacionalistas, un bastión de los valores de paz, de apertura, de tolerancia y de progreso humano frente a la bestialidad y la guerra inherentes al modelo nacional.

Pero la realidad ha comenzado a contradecir esta certeza y, de hecho, la evolución de la vida política a nivel nacional estos últimos años no ha sido tan terrorífica. Es cierto que la extrema derecha ha ganado una media del 20 % de los votos en muchos países. Pero eso significa que el 80 % de la opinión se muestra reacia a los partidos reaccionarios y xenófobos… a pesar de los enormes impactos que viene encajando el continente desde hace diez años. Recordemos por otra parte que el país que ha concedido más votos a la extrema derecha no es ni Polonia (25 %) ni Austria (25 %) ni Francia (21 %) ni Hungría (20 %), ¡sino la rica y superpro-UE Suiza (27 %)[1]!

Gráfico – Votos a la extrema derecha en Europa en los últimos años. Fuente: New York Times.

Francia y los Países Bajos, anunciados como las próximas víctimas de la ola extremo-derechista, no han flaqueado. Mientras los parlamentos se radicalizan hacia la derecha, es en el marco de la alianza derecha-extrema derecha donde los partidos de la derecha tradicional se radicalizan más que los ciudadanos. Italia es un buen ejemplo de esta situación en la que un partido de centroderecha, el de Berlusconi, opta por traicionar los valores de su facción formando una coalición con una Liga de extrema derecha… y todo para obtener un 14 % de los votos. Es cierto que este 14 %, en combinación con el escaso 17 % de Salvini (incluso Marine Le Pen obtuvo más votos), genera un efecto óptico que permite a los medios de comunicación alimentarse de una supuesta fascistización del pueblo italiano[2].  En realidad, los italianos votaron en gran medida a las 5 Estrellas (32 %), un partido ciertamente eurocrítico (pero no antieuropeo), joven e innovador y para nada xenófobo[3]… a pesar de que Italia se ha visto entre los países más afectados por la crisis migratoria.

Por otra parte, ya es hora de preguntarse por qué el poder establecido, del cual nuestros medios de comunicación son el reflejo más fiel, está tan empeñado en señalar a los ciudadanos europeos como horribles racistas…

Austria proporciona otro ejemplo de esta triste costumbre que tienen los medios de comunicación de devaluar el voto ciudadano. En sus elecciones regionales, Carintia ha reelegido a la izquierda… “cuando es el feudo del FPÖ de Haider”. En lugar de celebrar que los carintios se hayan mantenido en el centro, los medios de comunicación prefieren deleitarse en los orígenes carintios del FPÖ[4]

Las elecciones pasan, los partidos institucionales despolitizados mueren, pero nuestras democracias nacionales persisten. El gran peligro que acecha ahora es el que venimos anticipando desde hace tiempo: que el Parlamento Europeo caiga en manos de fuerzas antidemocráticas en 2019.

. Primero, porque estas fuerzas han progresado mucho a nivel nacional

. Pero sobre todo porque amenazan con ser las únicas que movilicen a los ciudadanos en el marco de unas elecciones cuya intención de voto disminuye sin cesar[5].

Esta perspectiva provoca que se inviertan los papeles entre el nivel europeo y el nacional, desde el punto de vista de este famoso escudo de valores. Por consiguiente, los Estados miembros tienen derecho a inquietarse y a preparar la famosa desactivación, en caso de necesidad, del sistema bruselense que se va a establecer a lo largo del año 2018. (fragmento del GEAB 123 / marzo 2018)

____________________________________

[1]  Fuente: Le Figaro, 2018. Excepto por el mapa de este año en el que Italia aparece al rojo vivo, señalando un falaz 50,3 % de los votos a la extrema derecha, esta infografía del periódico Le Figaro demuestra que, aunque es cierto que los países europeos se han endurecido, no han caído.
[2]  Es importante conocer los verdaderos resultados de las elecciones italianas para poner fin a los rumores. Fuente: Wikipedia
[3]  Si se busca bien, incluso se pueden encontrar artículos que reestablecen una consideración más justa del Movimiento 5 Estrellas: “Finalmente, el Movimento Cinque Stelle de hoy no es ni un partido de extrema izquierda ni un partido de extrema derecha, como se ha podido hacer creer: es, en cierto sentido, el heredero de la democracia cristiana en la era de Internet”. Fuente: Le Grand Continent, 10/03/2018
[4]  Fuente: Deutsche Welle, 04/03/2018
[5]  Del 62 % en 1979 al 43 % en 2014. Fuente: Wikipedia

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Artículos relacionados
Geta Moldovan
07 Feb 2019

Zone euro : ¿Es la unión bancaria la salida?

#economia #euro #Europa #finanzas #Zona euro

En cuanto al plan presupuestario, este compromiso solo podría abocar a una especie de statu quo. La arquitectura institucional será similar a la definida por las reformas de 2011-2013 basadas en recuperaciones [...]

Geta Moldovan
06 Feb 2019

La autonomía alimentaria amenazada por las inversiones y necesidades chinas

#agricultura #China #Europa #inversiones

Un síntoma de la apertura sistémica creada por la Comisión que podría representar un peligro para la seguridad alimentaria europea es la adquisición de terrenos agrícolas por parte de inversores [...]

Geta Moldovan
02 Ene 2019

“Gracias” a China, la UE adoptará el modelo pro-comercio proteccionista (lo que el GEAB anunció en marzo 2018)

#China #Europa #geopolítica #mundo multipolar #UE

Como todos sabemos, D. Trump ha activado una gran reinvención de las relaciones comerciales, imponiendo restricciones arancelarias sobre el acero y el aluminio, con el argumento de proteger esta industria [...]