Home Aperçus ¿Por qué la cadena de bloques y las criptomonedas plantean problemas?

¿Por qué la cadena de bloques y las criptomonedas plantean problemas?

Cuatro puntos claves ponen en alerta a todos los bancos centrales y administraciones fiscales:

– El carácter descentralizado de las cadenas de bloques: la mayoría de las cadenas de bloques funcionan gracias a un ecosistema mundial de partes interesadas que son los desarrolladores, los mineros, los nodos de la red (que poseen una copia del registro) y los usuarios de la cadena de bloques. Por lo que resulta difícil dirigirse a una entidad para exigir tal o cual modificación, aun cuando esta entidad es un Estado, por poderoso que sea.

– La creación monetaria “fuera de control”: el principio de la minería, por el cual se crean y valoran criptoactivos, escapa al control de todo banco central. Esta creación monetaria se ve reforzada por la naturaleza de código abierto de las tecnologías de cadena de bloques y, en consecuencia, por la posibilidad que tiene cualquier persona de desarrollar una cadena de bloques propia con características propias para crear una nueva moneda virtual.

– El anonimato: al igual que la cadena de bloques Monero, existe un tipo de cadena de bloques que ofrece la posibilidad de realizar transacciones de manera totalmente anónima. Actualmente se trata de una minoría[1], pero es posible imaginar hasta qué punto los Estados quieren evitar este tipo de tecnología que permite ocultar tanto la naturaleza de las transacciones como las partes involucradas y el importe. ¿Cómo gravar este tipo de transacciones? ¿A quién?

– El paso de la moneda FIAT al ecosistema de las criptomonedas: la naturaleza global de las ICO[2] está modificando el alcance de las innovaciones que se financian por este medio. Por primera vez en la historia de las finanzas, cualquier organización o empresa puede crear su propio vale y promocionarlo a nivel mundial. El ecosistema de las monedas virtuales, que se consolida mediante la adquisición directa o la inversión a través de las ICO, está construyendo un nuevo modelo monetario que asocia el uso a la moneda y que permanece tal como está, al margen de ninguna regulación.

Una tecnología afinada para despliegues masivos

A fin de ilustrar la vitalidad del ecosistema, el siguiente gráfico muestra perfectamente su progresión y diversificación:

Gráfico : Coinmarketcap.com. Distribución de las principales criptomonedas en términos de capitalización[3]. Como puede apreciarse, el bitcóin empieza a verse desafiado por otras numerosas monedas virtuales.

Por lo tanto, los escenarios de desarrollo son muchos y están abiertos. Lo que es seguro es que los Estados que aún a día de hoy regulan los asuntos de este mundo no van a dar vía libre a un instrumento que podría perjudicar su visión y su posición como intermediarios en las relaciones humanas e internacionales.

Claro está, las criptomonedas constituyen la punta del iceberg de la cadena de bloques. Todos o casi todos los sectores son objeto de aplicación, desde la logística al Internet de las cosas, pasando por las leyes e incluso los clubes de fútbol como el Paris Saint Germain...[4]

Son tales las cantidades invertidas en I+D en todo el mundo, que estimamos que en los próximos años estas aplicaciones verán la luz masivamente de forma operativa de aquí a 2-5 años como máximo.

Por lo tanto, se entiende el poder del impacto que tendrán sobre la economía real y la necesidad de que los Estados se posicionen en este universo descentralizado. Sin embargo, paradójicamente, la ausencia actual de una regulación calma los ánimos y permite ganar algo de tiempo.

Las preguntas fundamentales a las que deberán responder los Estados son:

¿Cómo garantizar la estabilidad financiera cuando toda organización o empresa puede crear su propia moneda?

¿Cómo gravar los criptoactivos para satisfacer las necesidades de inversión en infraestructuras, educación, salud…?

¿Cómo implementar una regulación a nivel estatal en este universo virtual que no conoce fronteras[5]?

Leer el GEAB 127

_____________________________________________

[1]    La mayoría de cadenas de bloques recurren al pseudoanonimato, que no permite ocultar su identidad de manera segura.

[2]   El sitio icobench.com presenta estadísticas visuales que permiten percibir rápidamente las dinámicas en curso.

[3]    En este gráfico, se nombran y representan 10 criptomonedas. La mención “Others” se corresponde con más de 1900 criptomonedas diferentes identificadas en la página coinmarketcap.com

[4]    27 ejemplos de aplicación que permiten comprender mejor lo que nos permite esta tecnología. Fuente: computerworlduk, 28/08/2018. Para los aficionados al fútbol, explicación de los “PSG coin” y los usos asociados a estos nuevos vales. Fuente: BFMTV, 11/09/2018.

[5]    La situación de la regularización país por país a finales de julio 2018. Dado que las fronteras de Internet siguen existiendo a pesar de todo, algunos Estados no dudan en cerrar ciertos accesos, ciertos sitios, pero estas medidas no son muy populares, y rara vez se aplican en países democráticos. Fuente: Bitcoin Market Journal, 27/07/2018

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Artículos relacionados
Geta Grama-Moldovan
26 Nov 2019

Geopolítica monetaria: libra contra el yuan electrónico

#criptomonedas #euro #eurozona #finanzas #inversiones

El inmenso estancamiento de una zona euro atrapada en una UE en deterioro ha hecho que muchas personas se pierdan el euro. Pero dos puntos de inflexión sacuden la unión [...]

Geta Grama-Moldovan
13 Nov 2019

Muy pronto, el Boletín GEAB 139 (noviembre). Prepárate

#criptomonedas #Europa #Eurozone #geopolítica #India #inversiones

Los problemas sociales comienzan a percibirse en los mercados financieros y la economía como el posible detonante de la famosa crisis de 2020: manifestaciones, aumentos de la deuda pública, crisis [...]

Geta Grama-Moldovan
28 Oct 2019

El reflejo del populismo en Europa

#Europa #gobernanza #populismo #trump

Este efecto de los límites probados y rechazados como ineficaces también está presente en las grandes dificultades encontradas por Matteo Salvini y Boris Johnson en Europa, que tienen que enfrentarse [...]