Crisis Sistémica Global – Acaba el 2018: El momento de la verdad… o cómo ASEAN salvará el mundo

pic geab 128

Refuerzo de la relación transatlántica[1], investigaciones por todos lados[2], escaramuzas entre chinos y norteamericanos en el Mar de China[3], guerra comercial, potenciación de la extrema derecha, grandes disparos de advertencia en los mercados financieros[4] … Parece que el mundo está a punto de cambiar a algo radicalmente nuevo. ¿Explosión de los mercados? ¿Guerra Fría? ¿Guerra caliente? ¿O dolores de parto?

Le invitamos a leer el “calendario del futuro” que presentamos en este boletín. Revela claramente que el período de octubre a noviembre de 2018 representa un gran avance para la crisis sistémica global que hemos estado analizando desde 2006. Titánicas energías de reorganización están surgiendo, particularmente alrededor de la ASEAN, en el marco de las sanciones de Estados Unidos contra Irán y con elecciones a medio plazo en el punto de mira. Todo esto es suficiente para molestar a los mercados financieros que no saben con qué salsa les van a servir. Aquí están nuestras propuestas de explicación.

4 de noviembre: Irán versus el mundo 

fig01 geab128Imagen – Producción y consumo de Petróleo en Irán (miles de barriles / día). Fuente Wikipedia (Raminagrobis)

Nuestros lectores saben cuánta atención prestamos a la estrategia del bando saudita-israelí-estadounidense en torno a Irán[5]. La batalla que se libra desde que Donald Trump anunció la retirada de los Estados Unidos del acuerdo nuclear iraní, realmente merece el premio al escenario más impresionante en los próximos Óscars. La pregunta que surge en este último episodio antes de la implementación de las sanciones es la siguiente: ¿puede el mundo apoyar la congelación de sus reservas de petróleo si el régimen de los mullahs no hace nada? Pero a medida que se acerca la fecha límite, con Irán resistiendo la presión, el mundo está tentado de eludir estas sanciones. Claramente, no se puede apoyar la retirada de 157 mil millones de barriles de reservas iraníes del mercado. Por lo tanto, Irán ha ganado este enfrentamiento, y es probable que Estados Unidos, Israel y Arabia Saudita se sientan aislados. Por tanto, ¿cuál es la siguiente página de este guion?

El caso del periodista Khashoggi, por el que Turquía acusa a Arabia Saudita de asesinato en su consulado en Estambul, es un nuevo repunte que traduce concretamente el enfoque insostenible de la fecha límite del 4 de noviembre, que impone un giro radical de la situación con respecto a Irán. De hecho, este caso provoca un cambio total de la comunidad internacional frente a Arabia Saudita que visiblemente juega a favor de Irán. No muy lejos de la fecha límite del 4 de noviembre, la explotación de este caso por parte de los actores involucrados no es por casualidad. Uno podría preguntarse si el sector petrolero, anticipando un relativo fracaso de las sanciones contra Irán, no ve allí la ocasión de crear un nuevo frente frío de reservas para mantener las tasas… Pero eso suena como una estrategia completamente loca e inevitablemente contraproducente al mismo tiempo. Incluso en los Estados Unidos, inclusive en el campo republicano, senadores como Marco Rubio piden una fuerte reacción contra Arabia Saudita para salvaguardar la “credibilidad moral”[6] del país. Trump resiste por el momento, creyendo que cortar suministros de armas es como castigarse a sí mismo. [7]

Sea como fuere, el debate sobre el conflicto larvario Irán-Arabia Saudita ha cambiado claramente los puntos de equilibrio, y el futuro de Israel y el Medio Oriente, junto con él. Los términos del nuevo enfrentamiento podrían convertirse pronto en: “Arabia Saudita / UEA a una primera retirada de Yemen e Irán le seguirá la retirada de Siria / Líbano”. Estos términos son al menos tan legítimos en esta etapa como los anteriores, a saber: “Arabia Saudita dejó de financiar a ISIS y otros grupos terroristas (en agosto de 2017) e Irán ahora debe dejar de financiar a Hezbolá”. Pero este nuevo eje de negociación escapa esta vez al trío EE.UU.-AS-Israel que perdió la mano en beneficio de un grupo más vago compuesto por Europa, Turquía, Irán, China, Rusia. ¿Cómo responderá Estados Unidos a esta nueva situación?

6 noviembre: ¿Una nueva política americana?

Las elecciones a mitad de mandato probablemente reducirán el poder de Donald Trump con la retirada de su mayoría en la Cámara de Representantes: por un lado, desde 1934, estas elecciones han estado sancionando sistemáticamente al partido en el poder; por otra parte, el fracaso de la estrategia iraní y especialmente el calentamiento de los mercados, son un mal presagio para él. Sin embargo, dependiendo del resultado de las elecciones y el grado de castigo con el que le condene la opinión estadounidense, Trump se mantendrá más o menos firme para seguir con las estrategias que ha planteado durante sus primeros dos años de presidencia…

Por lo general, decimos que entre Trump o del aparato estatal de EE. UU. el más peligroso es el segundo. No olvide que la idea de la estrategia “quad” de cerco a China pertenecía a Hillary Clinton[8]; además, los chinos exigen discutir con D. Trump en lugar de con sus servicios[9]; no se ha desencadenado ningún conflicto en dos años de la presidencia de Trump a pesar de un contexto internacional extremadamente sensible; se podría lanzar un plan de paz con Corea del Norte… En resumen, nuestro equipo está bastante preocupado por lo que el aparato estatal de EE. UU., reforzado por las elecciones de mitad de mandato, podría hacer con la estrategia de transición sistémica iniciada por Donald Trump. Le recordamos que un aparato estatal no es un ser inteligente, sino una máquina programada para repetir indefinidamente algunos procesos diseñados para mantener las condiciones de su propia existencia: la OTAN necesita la Guerra Fría para existir; los mercados financieros necesitan petróleo caro para prosperar; el aparato estatal de EE. UU. debe ser el amo del mundo para funcionar correctamente, y así sucesivamente…

Final de octubre: Asia / ASEAN tomando el control

Aparentemente, no somos los únicos que nos preocupamos por esto. Esto se refleja en la agenda de Asia / ASEAN de las semanas anteriores, casualmente, con estas fechas clave del 4 y 6 de noviembre… Para leer mas, GEAB 128

________________________________________

[1]  Ver el último GEAB que aborda (y mantiene) una vía para fortalecer la relación transatlántica en un futuro próximo. Fuente: GEAB N°127, 15/09/2018
[2] Caso Twisted Skripal (fuente: The Telegraph, 10/10/2018); presunto asesinato de Khashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Estambul (fuente: The Atlantic, 12/10/2018); Presunto ataque cibernético del antidopaje ruso. (fuente: Time, 04/10/2018); etc.
[3] Fuente: The Economist, 04/10/2018
[4] Fuente: Bloomberg, 14/10/2018
[5] Le invitamos a releer nuestro análisis del enfrentamiento con Irán en el que Estados Unidos logró entrenar, más o menos voluntariamente al resto del planeta, con el objetivo de derribar el régimen de los mullahs y, en consecuencia, llevar a Israel a cambiar de posición y al Medio Oriente para liberarse de los bloqueos del siglo pasado.
[6] Fuente: Fox News, 14/10/2018
[7] Fuente: Haaretz, 14/10/2018
[8] « La idea de la estrategia Indo-Pacífico libre y abierta fue originalmente desarrollada por Japón, aunque el concepto regional de Indo-Pacífico fue realmente impulsado por la ex Secretaria de Estado de los EE. UU., Hillary Clinton … Cuando Trump hizo su gira por las naciones asiáticas en noviembre 2017, ya que no tenía su propia política asiática, seguir la iniciativa FOIP de Japón era su única opción. » Fuente: Nippon.com, 09/10/2018
[9] China está ansiosa por involucrar al presidente [estadounidense] directamente porque sienten que las personas que negocian por el presidente no siempre saben cuál es su verdadero objetivo. » Fuente: South China Morning Post, 12/10/2018