Home Blog Las difusas perspectivas de la nueva diplomacia estadounidense

Las difusas perspectivas de la nueva diplomacia estadounidense

(extracto del GEAB 152 / febrero de 2021)

A menudo hemos anticipado que Joe Biden podría ser peor[1] que Donald Trump en lo que respecta a las relaciones exteriores. ¿No contribuyó en gran medida al aumento del sentimiento anti chino en este último año de campaña[2]? Sin embargo, el mes pasado preferimos reservarnos nuestras convicciones sobre este punto, prefiriendo esperar unas semanas para ver de qué estaría hecho realmente el nuevo presidente. No nos ha defraudado: la retórica es ultra agresiva contra China[3] y Rusia[4]; las bonitas declaraciones sobre el multilateralismo[5] y las cuestiones globales se han convertido ya en una reafirmación del liderazgo estadounidense en el mundo; la palabra «aliados» se blande a cada paso como si ya estuviéramos en guerra[6]

El problema es que el mundo ha cambiado mucho en un año: China ha completado su transformación en una potencia mundial ineludible (su población ha terminado de transformarse notablemente en un mercado de consumo irresistible en lugar de la masa de trabajadores de bajo coste que era hace 10 años)[7], Europa se ha reposicionado[8] con fuerza, Oriente Medio ha comenzado su integración regional[9]  (en lugar de hundirse en la guerra que los «expertos» nos prometieron en caso de retirada de las tropas estadounidenses), a iniciativa de China, la zona comercial RCEP reúne a la ASEAN y a toda una serie de «aliados» estadounidenses (incluso la Australia del muy anti chino primer ministro Morrison se ha apuntado[10]) en la mayor zona de libre comercio del mundo[11], etc….

Pero la caída más impresionante de la imagen de Estados Unidos se produce en la opinión pública[12], y llueven los artículos sobre la imposible vuelta a la normalidad en términos de liderazgo estadounidense[13].

¿Cómo pretende Biden imponer su visión a toda esta gente? Putin y Xi Jinping[14] parecen preocupados por ello, advirtiendo que lo que está en juego en la reorganización del mundo es importante y requiere la buena voluntad de todos más allá de las inevitables diferencias. Sin duda, tienen buenas razones para estar preocupados: Estados Unidos sigue teniendo un poder de molestia considerable. Puede seguir molestando a China en su estrecha vecindad hasta obligarla a reaccionar, lo que le permitiría, como hizo con Rusia hace seis años, ilegalizarla y obligar a todos a dejar de trabajar con ella.

Pero hay una gran diferencia entre aislarnos de Rusia hace seis años y aislarnos de la dinámica económica china en la actualidad…

Por ejemplo, en el caso Nvidia-Arm, vemos que las Big Tech, el Reino Unido, la UE y China se acercan a partir de intereses idénticos para bloquear la adquisición estadounidense de la británica. ¿Por qué? Porque nadie quiere que los componentes de Arm (que se encuentran en todos los dispositivos electrónicos fabricados en el mundo) caigan a través de Nvidia en las sanciones estadounidenses que les prohíben trabajar con empresas chinas[15].

En este contexto, el tono de Biden debería bajar en los próximos meses. Después de todo, tal vez siga el movimiento inverso de Trump, de agresivo a constructivo…leer mas

_________________________

 

[1]  Recordemos que asumimos más que nunca nuestro análisis general de la política exterior de Trump: es la única persona desde Reagan que no ha presidido el estallido de ninguna guerra, ayudó a desbloquear Oriente Medio, perdió el interés por el destino de Europa asumiendo que éramos lo suficientemente grandes como para cuidarnos solos, incluso estuvo a punto de levantar el cerrojo norcoreano, … ahí se le complicaron las cosas.

[2]  “Biden ha ido a veces incluso más lejos que el presidente saliente al atacar a China». Fuente: Reuters, 07/11/2020

[3]  Fuente: Financial Review, 11/02/2021

[4]  Fuente: Military.com, 05/02/2021

[5]  Fuente: CNBC, 14/12/2020

[6]  Fuente: CBC, 04/02/2021

[7]  Estrategia a largo plazo identificada por nuestro equipo. Fuente: SouthChinaMorningPost, 12/08/2020

[8]  Este tipo de artículo no habría sido posible hace un año; le recomendamos encarecidamente que lo lea. Fuente: Der Spiegel, 04/02/2021

[9]  Fuente: TradeVistas, 29/10/2020

[10] Fuente: Financial Review, 15/11/2020

[11] Es interesante leer esta opinión japonesa sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Fuente: JapanTimes, 18/01/2021

[12] Vea los resultados de las encuestas realizadas en la UE (Fuente: ECFR, 19/01/2021), a nivel internacional (Fuente: PewResearch, 15/09/2020), en el mundo árabe (Fuente: Arab Barometer, 12/01/2021), …

[13] Fuentes: Reuters, 19/01/2021 ; USNews, 20/01/2021 ; TheGuardian, 31/01/2021 ; etc…

[14] Fuentes: Euractiv, 25/01/2021 (Chine) ; IrishTimes, 27/01/2021

[15] Fuente: The Verge, 12/02/2021

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Artículos relacionados
extractos
21 Oct 2021
gratuit

La energía nuclear y la opinión pública: un antiguo desamor

extractos
13 Oct 2021
gratuit

2022: ¡Llega la Nueva Europa! (próximamente, el GEAB 158)

07 Oct 2021
gratuit

AUKUS-Submarine Crisis: Is the GlobalBritain strategy one of desperation?