Home GEAB 157

GEAB 157

El boletín mensual del Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP) - 15 Sep 2021
El extracto publico

El acontecimiento histórico de este verano es, por supuesto, la retirada de Afganistán, una retirada en la que nadie parecía creer, a pesar de las decisiones tomadas un año y medio antes[1]… Nadie, excepto Francia, que hizo regresar a sus tropas el pasado mes de mayo[2]… como si todo estuviera planeado.

Este acontecimiento es lo suficientemente importante como para justificar que el GEAB, en contra de su práctica habitual, se sume al concierto mediático sobre el asunto y lo convierta en el tema central de este número. La debacle estadounidense en Afganistán debe entenderse, en nuestra opinión, como el «verdadero final de la Guerra Fría» que los libros de historia del futuro situarán en el periodo 1945-2021, y ya no en 1945-1989. Algo sabemos de esto, ya que hemos pasado 15 años anticipando la caída del muro de Washington como la continuación lógica del muro de Berlín[3].

En efecto, en una guerra, son los modelos de todos los contendientes los que deben morir para que pueda nacer un nuevo sistema, capaz de bloquear la reproducción incesante de las condiciones del conflicto[4]. Esto es lo que nos ha demostrado la OTAN, a la que la inmutabilidad del actor americano le ha impedido reformarse, generando marcos lógicos para la Guerra Fría, buscando desesperadamente nuevos enemigos, hasta el punto de reinventarlo, aunque el enemigo soviético ya no existiera[5].

Estas reflexiones nos han hecho «esperar» la caída del Muro de Washington durante los últimos 15 años, no porque quisiéramos la desaparición de Estados Unidos y de los americanos (no más de lo que nadie quería la desaparición de Rusia y de los rusos), sino todo lo contrario, porque, en ausencia de una señal clara de transformación estructural del otro actor de la Guerra Fría, no era posible ver más que el avance inexorable del planeta hacia un nuevo abismo… al que, de hecho, nos hemos acercado seriamente.

La retirada de las tropas de la OTAN de Afganistán es, por tanto, un acontecimiento que, hasta 2021, podría haberse evitado, pero que, desde entonces, ha sido inevitable. Es una señal que, esta vez, no somos los únicos en verlo: el imperio estadounidense depone las armas y escucha al mundo multipolar que ha surgido, muy a su pesar, para repensar un nuevo orden global.

Sorprendentemente, la historia está retomando el curso natural que Estados Unidos había bloqueado en 2001 en el punto exacto en el que se encontraba entonces:

. Los talibanes recuperan el poder que tenían a finales de los 90.

. Alemania está a punto de volver a estar bajo el liderazgo del SPD, que dominó la política alemana en 2001.

. Alemania completa el proyecto Nord Stream II concebido por Schröder en su momento, a pesar de la resolución estadounidense de bloquear el proyecto[6].

. Una Francia chirac-gaullista ha conseguido volver a ponerse en pie después de quince años marginada y debilitada políticamente de diversas maneras[7].

. La soberanía estratégica de Europa vuelve a ser un marco de relevancia para todo el proceso de construcción europea[8].

. La construcción de la relación euro-rusa vuelve a ser una prioridad absoluta, a pesar del descontento de Estados Unidos[9].

. El choque de civilizaciones anunciado por Samuel Huntington[10] es, en efecto, el gran desafío de los próximos veinte o incluso cincuenta años, bajo nuevas formas y considerablemente agravado por los últimos veinte años de gestión americana de la revolución árabe-musulmana[11].

. En cuanto a las tecnologías resultantes de la gran revolución de Internet de los años 90, su desarrollo al margen de cualquier tipo de control las ha convertido en desafíos más que en soluciones, imponiendo una recuperación de la que los chinos[12] y los europeos [13] por fin parecen estar tomando las riendas.

El actor estadounidense está maduro para una reinvención que debería haber empezado en 2001 y que ahora comenzará en una etapa de extraordinaria fragilidad sistémica, convocando a todo el planeta al lecho del moribundo.

Por eso titulamos este artículo «regreso al futuro», un futuro que empieza de nuevo en 2001, donde los americanos lo bloquearon hace 20 años. Pero estos 20 años han pasado, modificando considerablemente el contexto en el que se desarrolla el flujo del tiempo. En su mayor parte, estas modificaciones están ligadas a los inmensos procesos de reinvención a los que se han tenido que someter los distintos polos mundiales ante todas las clases de peligros que la agresividad estadounidense suponía para su supervivencia:

. Una Europa que ha vivido el choque de la reestructuración de la salida de Inglaterra.

. Una China que ha tenido que abandonar sus planes de adhesión al mundo occidental para proponer su propio modelo y organizar sus rutas comerciales

. Una Rusia que también se ha reposicionado fuera de la esfera de influencia occidental a la que aspiraba incorporarse sin diluirse en los años 90

. Una África cuyas filas han ayudado a cerrar los chinos en torno a una fuerte integración regional

. Un Oriente Medio con ejes de cooperación constructivos, aunque las consecuencias de la victoria de los islamistas sobre América pesen sobre el futuro inmediato de la región

. Una Sudamérica que ha conseguido sacudirse el yugo estadounidense que se volvió a echar sobre el cuello en los años de Trump a través de la OEA[14], y actualmente está inventando su propio camino en Chile, Perú, Bolivia, Ecuador o Paraguay.

Se trata, pues, de un mundo multipolar en el que los valores universales deben replantearse con la mayor tolerancia hacia la diversidad de aspiraciones, herramientas y culturas de los pueblos que conforman el nuevo mapa del mundo. Occidente todavía tiene que aprender a dejar de imponer su visión del bien al resto del planeta. De esta condición «sine qua non» depende el futuro de la paz mundial, que aún está por construirse en los próximos 20 años… y que comienza por «aceptar» el talibanismo, como fue necesario «aceptar» el sovietismo en el siglo pasado para salir de él.

A más corto plazo, como el Muro de Berlín cayó nueve meses después de la retirada soviética de Afganistán, ¿debemos prever que el Muro de Washington caerá en junio de 2022? Y, sobre todo, ¿es un Muro del dólar como analizamos/anticipamos en 2006?…

Busca a la Comunidad de GEAB en Linkedin para debatir sobre este tema.

________________________

[1]      El 29 de febrero de 2020, Estados Unidos y los talibanes firmaron un tratado como parte de su proceso de paz. Fuente : Wikipedia

[2]      Fuente: Why France was more clear-eyed about Afghanistan than the US, Financial Times, 31/08/2021

[3]      Fuente: Archivos del GEAB , 2006

[4]      La incapacidad de inventar nuevas condiciones para la convivencia de los países europeos al final de la Primera Guerra Mundial condujo a la Segunda.

[5]      El estadounidense Ted Galen lo vio perfectamente en 1992 (otro regreso al futuro). Fuente: A search for Enemies: American’s Alliances after the Cold War, Google Books, 1992

[6]      Fuente: BBC, 21/07/2021

[7]      Fuente: Elysée, 07/02/2020

[8]      Fuente: Conseil de l’UE, 28/09/2020

[9]      Fuente: Politico, 12/08/2021

[10]    Fuente: Wikipedia

[11]    Vea nuestra anticipación sobre esto en el gran artículo sobre Afganistán.

[12]    Fuente: Time, 01/09/2021

[13]    Fuente: CNBC, 25/03/2021

[14]    Tanto es así que Bolivia se plantea llevar a los tribunales al secretario general de la OEA, Luis Almagro, por haber instigado el golpe de Jeanine Anez contra Evo Morales. Fuente: Telesur, 16/03/2021

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Contenidos

En Afganistán, los talibanes han vuelto al poder y la historia se retoma donde se dejó hace exactamente 20 años. Pero estos 20 años de empantanamiento afgano están ahí, cambiando [...]

Para evitar el colapso del dólar, Biden (y antes que él Trump) apuesta por un plan keynesiano para reconstruir las infraestructuras y el sistema social y sanitario del país, diseñado [...]

Dentro de unos días, tras 16 largos años de gobierno, la figura "regia" de Angela Merkel dejará de dominar Alemania. La canciller habrá conducido a su país a través de [...]

Bitcóin: esperar y ver // Dólar: última oportunidad // Mercados de valores: ¡bombas fluctuantes a la vista! // El dólar frente a los valores tecnológicos // Materias primas: ¡Bonanza! ------------------- [...]

Artículos relacionados
GEAB
15 Oct 2021

Dólar – El tiempo se agota

#crisis #divisas #dolar #finanzas

El dólar sólo se derrumbará si Estados Unidos decide dejar que se derrumbe. Estados Unidos se encuentra ahora en una situación en la que cada vez está más cerca de [...]

GEAB
15 Sep 2021

Inversiones, tendencias y recomendaciones (sept 2021)

#bitcoin #dolar #inversiones #materias primas #mercado de valores

Bitcóin: esperar y ver // Dólar: última oportunidad // Mercados de valores: ¡bombas fluctuantes a la vista! // El dólar frente a los valores tecnológicos // Materias primas: ¡Bonanza! ------------------- [...]

GEAB
15 Sep 2021
gratuit

2021-2040: Regreso al futuro

#Afganistán #anticipacion #crisis sistémica #dolar #Estados Unidos

El acontecimiento histórico de este verano es, por supuesto, la retirada de Afganistán, una retirada en la que nadie parecía creer, a pesar de las decisiones tomadas un año y [...]