Leer anuncio públic
Perspectives
pic GEAB 117 Crisis sistémica occidental 2017-2019 – El Dios dólar contra la gran tentación del petroyuan

Qatar, Corea del Norte, mar Báltico, riesgo de una Tercera Guerra Mundial… las baladronadas militares que desde este verano atestan los medios se juntan con la llegada ya programada, inminente e ineluctable del escenario más catastrófico para el dólar como moneda única de referencia internacional. Sí, el petroyuan lo reemplazará a finales de año… más que de una petromoneda, ¡se trata de una petro-gas-oro-moneda! Con este acto fundacional del mundo multipolar del siglo XXI, Occidente se prepara para evolucionar hacia el total anacronismo. 2014-2017, llegamos al fin de tres años de exacerbación de las tensiones en todas las líneas del frente que opone a Occidente y al resto del mundo, ante la perspectiva del fin del reinado global del dólar y de todos los sistemas financieros y económicos a su servicio. Sanciones, bloqueos, guerras subsidiarias, amenazas militares directas… la cuestión es saber si el actual ruido de armas anuncia el enésimo suicidio de Occidente, en un vano intento por parar el tiempo, o si el poder de atracción de las soluciones del futuro está a punto de acabar con todas las resistencias.

El efecto imán del nuevo petroyuan

China, primer importador mundial de petróleo, se está preparando para firmar contratos de futuros para comprar petróleo en yuanes chinos, convertibles en oro, situándose así como la referencia asiática más importante del sector petrolero y permitiendo a los exportadores de petróleo cambiar los contratos estándares en dólares estadounidenses por transacciones en yuanes[1]. Para hacer que el contrato en yuanes resulte más atractivo, China tiene previsto hacer que el yuan sea totalmente convertible en oro en el mercado de divisas de Shanghái y Hong Kong. El mes pasado, el Shanghai Futures Exchange y su filial, el Shanghai International Energy Exchange, INE, pasaron con éxito cuatro análisis del entorno productivo para los contratos de futuros de petróleo, y ahora el proceso de cambio continúa con los preparatorios para la lista de contratos de futuros de crudo, con miras a iniciar las operaciones a finales de este mismo año. La fijación de los precios de los activos en yuanes – junto con el plan del Hong Kong Stock Exchange para vender contratos de oro físico valorados en yuanes – creará un sistema gracias al cual el país podrá sortear el sistema bancario estadounidense.

Los países que van a verse más inmediatamente beneficiados por esta revolución son, por supuesto, los países sobre los que se han impuesto sanciones occidentales como Rusia, Irán y Venezuela para empezar, que a propósito son las mayores reservas mundiales de gas y petróleo, razón por la que hablamos de petro-gas-yuanes, a sabiendas de que, más que el petróleo, la energía del futuro es el gas.

fig1Gráfico 1 – Ubicación de las reservas de gas en el mundo. Fuente: EIA, 2015

fig2Gráfico 2 – Ubicación de las reservas de petróleo ... Leer