Home GEAB 156

GEAB 156

El boletín mensual del Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP) - 15 Jun 2021
El extracto publico

Mientras Biden pone coto a la retórica anti china de Estados Unidos -dando marcha atrás, por ejemplo, a las acciones de Trump contra TikTok y WeChat[1]-, nuestro equipo anticipa que pronto se hará evidente una rivalidad sistémica mucho más fundamental: la que existe entre el Reino Unido y China. Y no se equivoquen: las fuerzas en juego están mucho menos desequilibradas de lo que parece. De hecho, Gran Bretaña es actualmente la potencia histórica más central de un complejo edificio geopolítico compuesto por una alianza transatlántica que Biden y Johnson acaban de desempolvar (Carta Atlántica[2]), del único «Imperio en el que nunca se puso el sol» en plena reanimación (Commonwealth[3]), y un bloque geográfico al que el Reino Unido sigue perteneciendo de facto, y sobre la que seguramente no ha dicho su última palabra (UE)[4].

China-Reino Unido: rivalidad sistémica

El equipo del GEAB está aquí para desafiar lo obvio y este artículo pretende demostrar que, más que Estados Unidos, es el Reino Unido el verdadero rival sistémico de China. No es muy original señalar que la City de Londres, por ejemplo, es el centro financiero más internacional del mundo[5] (gracias al famoso Big Bang de 1986[6]), o que la Reina de Inglaterra es la única jefa de Estado de 16 países diferentes[7]. Imaginemos por un momento lo que estas dos realidades implican en el mundo para las redes de influencia centradas en Gran Bretaña…

Si la City perdió mucha influencia entre la crisis de 2008[8] y el Brexit[9], y la corona británica se acerca a una gran crisis de legitimidad[10], el ADN global de Inglaterra sigue siendo un hecho histórico que el establishment londinense decidió reactivar en el mismo momento en que China comenzó a expresar sus objetivos internacionales, hace una década.

Ambos países se encuentran en un ciclo similar de expansionismo global y de profunda transformación de sus sistemas. Pero, aunque otros países también persiguen esta ambición, pocos están tan avanzados y tan bien fundamentados:

. Estados Unidos está más bien en fase de retroceso y la retórica del «America first» sigue vigente bajo Biden, que se encargará de canalizar las gigantescas liquidaciones decididas durante la pandemia hacia la construcción de un país moderno en términos de infraestructuras y desarrollo social[11].

. La UE sigue siendo un notorio enano geopolítico y, aunque actualmente intenta despertar, corre el riesgo de seguir siéndolo mientras no encuentre la manera de cambiar decididamente sus métodos y transformar su ADN «antipoder» profundamente.

. Por un lado, las ambiciones de Rusia nunca han sido globales, sino regionales, pero sobre todo se han contenido decididamente desde 2014, digan lo que digan.

. ¿Hay alguien más?…

Así que China e Inglaterra se encuentran cazando en las mismas tierras… con diferentes reglas. También tienen una historia común, procedente de otra época de expansionismo británico, dolorosa y hecha de traiciones cuyo recuerdo está a punto de resurgir (Guerra del Opio[12], Levantamiento de los boxers, Hong-Kong,…). China se venga de Inglaterra, y ésta vuelve al escenario internacional con la inmensa influencia internacional que está reactivando.

No nos dejemos engañar por los tamaños respectivos de estos dos actores: aunque muy diferentes, ambos son gigantes geopolíticos.

Competidores directos en sectores estratégicos

También son gigantes comerciales y sus centros financieros, precisamente por su historia compartida, están mucho más entrelazados que los de Estados Unidos y China, que han mantenido una distancia más respetuosa.

En 2012, uno de los buques insignia de las finanzas internacionales británicas, la Bolsa de Metales de Londres (LME), fue adquirida por la Bolsa de Hong Kong. En 2019, la Bolsa de Valores de Londres y la Bolsa de Valores de Shanghái estaban creando un Stock Connect diseñado para facilitar las salidas a bolsa de los inversores internacionales en China y de los inversores chinos a nivel internacional. Pero en el contexto de las crecientes tensiones entre Occidente y China, estos acontecimientos son cada vez más problemáticos, pues se consideran, con razón, las autopistas tomadas por los chinos para «colonizar» Occidente y que deben cerrarse urgentemente.

En el ámbito de las materias primas, vimos el mes pasado[13] el actual juego a tres bandas entre Shangai, Londres y Canberra por el control del precio del mineral de hierro en torno al cual luchan la LME y la SHFE[14]. Shanghái acaba de conseguir calmar la subida de los precios del mineral de hierro… pero también ha perjudicado los beneficios obtenidos a su costa por Londres y Canberra[15].

También en el mercado estratégico del cobre, China se ha hecho notar a nivel internacional desde 2020: con la fuerza de su posición como comprador del 50% de la producción mundial de cobre, el pasado noviembre lanzó contratos de futuros sobre el metal rojo[16].

Fig. 1 – Arbitraje y precios del cobre – Fuente: LME-SHFE 2020

De este modo, China amenaza directamente la posición casi monopolística de Londres en los mercados mundiales de materias primas. Es cierto que el Reino Unido está haciendo todo lo posible para mantener/recuperar su posición preeminente en el ámbito de las materias primas, aprovechando los grandes planes de infraestructuras lanzados por Estados Unidos y Europa durante la pandemia que podrían reequilibrar un poco los flujos comerciales del lado occidental.

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Contenidos

Global Britain. Este concepto se formuló en los primeros meses tras el referéndum de 2016 que formalizó la decisión británica de abandonar la Unión Europea. Theresa May y sus equipos [...]

La demografía es la "madre del cambio". De hecho, el sucesivo redimensionamiento de la población mundial está en el origen de los imperativos de transformación de los sistemas político-tecnológico-económicos que [...]

Trump representó el sello de la era de los "populistas" nacidos a raíz de las gigantescas crisis de la última década: Putin, Erdogan, Trump, Bolsonaro, Johnson... Más miedo que daño [...]

El proyecto "España 2050", presentado por el Gobierno de Sánchez el 20 de mayo, recoge, en forma de 9 retos, 50 objetivos y 200 propuestas, un conjunto de medidas de [...]

El autor de este análisis es un miembro indio de nuestra red de colaboradores. Él analiza con la mirada de un país emergente los planes gigantes estadounidenses de estímulo. Los [...]

Criptomonedas - Entre dos fuegos // Deporte - Grandes cambios en el horizonte // Inflación/moneda - El gran vals // Consumo - Tras el lavado ecológico, llega el lavado local [...]

Artículos relacionados
GEAB
15 Oct 2021

Inversiones, tendencias y recomendaciones (oct)

#criptomonedas #Energía #finanzas #inversión #valores tecnológicos

Dinero en efectivo, oro, materias primas y criptomonedas - Sólido Las observaciones anteriores refuerzan nuestras recomendaciones del pasado mes de marzo "Una breve guía para los inversores en tiempos de [...]

GEAB
15 Oct 2021

Lujo – Un modelo de negocio compatible con el futuro

#economia #inflación #lujo #mundo

El pasado agosto, Bernard Arnault (LVMH) superó a Jeff Bezos (Amazon) en el ranking de las personas más ricas del mundo.  Los gigantes del lujo han registrado unos resultados bursátiles [...]

GEAB
15 Sep 2021

Inversiones, tendencias y recomendaciones (sept 2021)

#bitcoin #dolar #inversiones #materias primas #mercado de valores

Bitcóin: esperar y ver // Dólar: última oportunidad // Mercados de valores: ¡bombas fluctuantes a la vista! // El dólar frente a los valores tecnológicos // Materias primas: ¡Bonanza! ------------------- [...]