Leer anuncio públic
Perspectives
geab 116 pic 2019/Brexit: hacia la reintegración del nuevo Reino Unido en una nueva Europa

A nuestros fieles lectores no les habrá sorprendido el resultado de las elecciones anticipadas de Theresa May. No solamente anticipamos el fracaso de Theresa May a pesar de su éxito en los sondeos, sino que además no hemos dejado de repetir que, al igual que en el caso de Grecia, no se producirá ninguna salida de la UE, sino solo una redefinición… para mejor o para peor.

Si la crisis griega manifestó la necesidad de un cambio en Europa, el brexit ha abierto la puerta a esta posibilidad. Dicho esto, llevamos un año sin saber a qué atenernos. ¿Saldrán ganando los británicos (lo que significaría una nueva alianza de las naciones) o los continentales (lo que supondría conservar los principios unionistas, pero recuperando el control de las instituciones de un modo u otro)?

El punto de inflexión no surge de la celebración de las segundas elecciones en el Reino Unido, sino que, como vimos el mes pasado, surge del triple proceso electoral en Austria, los Países Bajos y Francia, prueba de la lealtad de los continentales a los principios de destino común… es cierto que los continentales, contrariamente a los insulares, saben que, históricamente, las guerras europeas siempre han tenido lugar “en su casa”.

Pero esta expresión democrática continental marca el fracaso de los británicos y deja al Reino Unido en la cuneta, mirando cómo pasa el tren.  Y de repente, la nueva prioridad del Reino Unido es encontrar la manera de reanudar las relaciones con un continente que no les ha seguido… sin perder la dignidad… y preservando su propia unión.

Las elecciones anticipadas de Theresa May se han celebrado en pos de estos objetivos, más adelante veremos cómo (aunque el Reino Unido debe ahora enfrentarse a las ambiciones de la esfera financiera en particular, que sueña con un “brexit duro” gracias al cual se recupere el máximo de la actividad europea de la City[1]).

Pero si todos juegan sus cartas inteligentemente, esta nueva prioridad puede llevar al continente a una etapa positiva de reinvención:

. A nivel superior, permitiendo la integración de Islandia, Noruega y Liechtenstein en un marco comunitario renovado.

. A nivel inferior, esperemos, siguiendo orientaciones democráticas aprobadas por los ciudadanos europeos.

Unas elecciones anticipadas en forma de 2º referéndum sobre Europa

El pasado 8 de junio, los británicos eligieron a un nuevo Parlamento, en su mayoría, de oposición a la primera ministra Theresa May y a su partido Conservador. Para formar un Gobierno con mayoría absoluta, May necesitaría 10 escaños más, que podría lograr mediante una arriesgada coalición con el partido unionista de Irlanda del Norte (DUP). Arriesgada, porque el programa del DUP está lejos de obtener la unanimidad en el seno del partido Tory. Ultraconservador, antiaborto, homófobo, en contra del referéndum irlandés… defensor de una línea ultraliberal, opuesta al establecimiento de controles aduaneros entre las dos Irlandas, lo que es incompatible con un brexit duro como el que defendía Theresa May, el cual, por el contrario, implicaría esta medida[2]. Arriesgada también porque, en la nueva configuración del Parlamento británico, los Conservadores son los únicos defensores de la idea de un brexit duro. El resto de partidos, confundidos, son partidarios de ... Leer