Home GEAB 155

GEAB 155

El boletín mensual del Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP) - 15 May 2021
El extracto publico

El mundo postcovid es un mundo multipolar en el que al menos tres de los principales polos compiten por los recursos minerales y la producción industrial, que hasta hace poco estaba reservada principalmente a los polos occidentales: Estados Unidos y Europa. El continente que se ha unido a los otros dos es principalmente Asia.

La tendencia es inexorable. Durante los últimos 20 años, la necesidad mundial de materias primas se ha disparado al mismo ritmo que el crecimiento de la economía global en un mundo limitado. Antes de cada crisis, se produce un fuerte aumento del comercio -y por tanto de los precios- de las materias primas. Desde un punto de vista sistémico, la crisis de 2008, por nombrar una, está estrechamente relacionada con la cuadruplicación de los precios del petróleo en seis años (2002-2008).

El gráfico siguiente muestra que la tendencia natural es al alza, pero la realidad parece recordarnos dolorosamente cada vez que los precios se recuperan: crisis financiera de 2008, crisis geopolítica (euro-rusa) de 2014, crisis sanitaria de 2020…

Fig. 1 – Curva de precios del petróleo a lo largo de 70 años – Macrotendencias, 2021

Pero la ruina, las guerras, las pandemias, nada ayuda, invariablemente todo vuelve a subir en cuanto el peligro parece desaparecer.

No se puede recuperar el tiempo perdido

La llegada de 4.500 millones de asiáticos[1] en el modelo económico occidental fue anticipada, no cabe duda. Las agendas medioambientales y, en particular, la digitalización de nuestras sociedades fue diseñada para reducir la carga material y energética de este sistema económico. Pero, inevitablemente, estos proyectos de desmaterialización del crecimiento no podían ser del agrado de todos, y los intereses que ofendían eran poderosos: los esfuerzos de reforma del modelo eran demasiado costosos para ser accesibles a todos (Estados Unidos), por no hablar de que eran mortales para ciertos sectores (empresas petroleras, etc.).

Siendo las inversiones en transición muy superiores a las de comunicación, los grandes intereses han contribuido a desviar la agenda medioambiental, proponiendo falsas soluciones, perturbando la racionalidad de una opinión pública fácilmente manipulada por los medios de comunicación, impidiendo a los dirigentes tomar las decisiones correctas, radicalizando a una masa creciente de aficionados que abogan cada vez más por el «suicidio económico de Occidente»… todo ello, acabando con una veintena de años perdidos en los que se han tomado muy pocas decisiones, no siempre las correctas, y sobre las que a menudo acabamos volviendo…

En cuanto a las inversiones indispensables en las tecnologías del futuro, han dado lugar a lo que hemos llamado una «futuritis»[2] (o crisis histérica del futuro) que ha dirigido el capital hacia los proyectos más fantasiosos (hyperloop, viajes espaciales, colonización de Marte, etc.) en lugar de hacia la investigación más austera sobre nuevos materiales, tecnologías energéticas verdaderamente innovadoras (como el torio), o redes ferroviarias de alta velocidad.

2020-2040 – Perspectivas energéticas

Nuestras investigaciones sobre futuros energéticos realistas para alimentar una economía mundial de, digamos, 5.000 a 7.000 millones de personas en los próximos 20 años (es decir, la parte «urbanizada» de una población mundial creciente), en los que descartamos los sueños delirantes de decrecimiento generalizado que ni los indios, ni los chinos, ni los africanos, … consentirán por supuesto, sugieren en el mejor de los casos la siguiente evolución:

. una descarbonización que dé prioridad a una reducción real del carbón, a una estabilización del petróleo (que todavía está muy lejos) y a un aumento medido del gas (para compensar los dos primeros).

. una diversificación de las fuentes de energía normalizadas gracias al despliegue de redes de cables eléctricos, conectados por inteligencia artificial, que regulen las cargas provenientes de todo tipo de fuentes: hidroeléctricas, eólicas, solares, nucleares, centrales térmicas, etc.

. un vínculo entre la electricidad y el hidrógeno para abordar los problemas de almacenamiento y alimentación fuera de la red, al tiempo que se resuelve el espinoso problema de la contaminación de las baterías.

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Contenidos

Nuestro universo es una red de energía abundante que siempre se transforma, también la energía es un aspecto central de la vida y de toda actividad humana. Sin embargo, si [...]

Para abordar un tema tan complejo como la energía, los equipos del LEAP han recurrido a la inteligencia colectiva del GEAB. A través del Café GEAB del 20 de abril [...]

Los precios de la materia prima más comercializada después del petróleo se disparan. En un momento de estímulos y planes de infraestructura, en una buena ilustración de la tendencia de [...]

Noticias empresariales con trascendencia política: los gigantes mediáticos francés e italiano Vivendi (Bolloré) y Mediaset (Berlusconi) liman asperezas y continúan su camino. El fin de la disputa permite al grupo [...]

Criptomonedas: máxima desconfianza // Dólar: Banalización // Valores tecnológicos: demasiado virtuales // Mineral de hierro: Volatilidad a la vista // Petróleo: agilidad, seguridad Si la tendencia de vuelta a la realidad que venimos observando [...]

Artículos relacionados
GEAB
15 Oct 2021

Inversiones, tendencias y recomendaciones (oct)

#criptomonedas #Energía #finanzas #inversión #valores tecnológicos

Dinero en efectivo, oro, materias primas y criptomonedas - Sólido Las observaciones anteriores refuerzan nuestras recomendaciones del pasado mes de marzo "Una breve guía para los inversores en tiempos de [...]

GEAB
15 Oct 2021

Dólar – El tiempo se agota

#crisis #divisas #dolar #finanzas

El dólar sólo se derrumbará si Estados Unidos decide dejar que se derrumbe. Estados Unidos se encuentra ahora en una situación en la que cada vez está más cerca de [...]

GEAB
15 Sep 2021

Inversiones, tendencias y recomendaciones (sept 2021)

#bitcoin #dolar #inversiones #materias primas #mercado de valores

Bitcóin: esperar y ver // Dólar: última oportunidad // Mercados de valores: ¡bombas fluctuantes a la vista! // El dólar frente a los valores tecnológicos // Materias primas: ¡Bonanza! ------------------- [...]