Home Editorial – 2025-2030: Proceso acelerado de destrucción creativa

GEAB 179

El boletín mensual del Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP) - 15 Nov 2023

Editorial – 2025-2030: Proceso acelerado de destrucción creativa

Anticiparse significa mirar siempre un poco más allá y esforzarse por pensar lo impensable. Así, cuando todos los signos apuntan a la destrucción, al hundimiento, hay que mantener la lucidez para no pasar por alto los elementos de renovación, los signos de creación. Joseph Schumpeter y su teoría de la destrucción creativa son útiles a este respecto. Al definirla, señala que «lo nuevo no crece a partir de lo viejo, sino junto a lo viejo, compitiendo con él hasta el punto de menoscabarlo»[1].

Si bien el economista se interesa por los ciclos de innovación en un sistema capitalista, esta teoría también se aplica al orden global de las relaciones internacionales. Desde hace más de quince años, nuestra revista examina la transición del mundo de antes al mundo de después. Este periodo histórico debe considerarse según la teoría de la destrucción creativa: las características del mundo de antes (el resultado de la Guerra Fría, de la que Estados Unidos salió victorioso) se están destruyendo, mientras que las características del mundo de después (la creación de un orden multipolar en el que las naciones occidentales se encontrarán en igualdad con China, India, los BRICS+ y Oriente Próximo, y en el que los países africanos y latinoamericanos desempeñarán un papel significativo) se están creando; «cualquier empresa [en este caso, un Estado-nación o una institución internacional] debe, a su manera, adaptarse a él»[2].

Las últimas semanas y meses han estado marcados por una aceleración de este proceso, que aquí calificamos de «vía rápida». Es como si, cansados de esperar que esta transición siguiera un ritmo lento, los actores geopolíticos y geoeconómicos hubieran optado por acelerar la necesidad de destrucción para acelerar también los aspectos de creación. Sí, a riesgo de parecer ingenuos o excesivamente optimistas, no podemos analizar los conflictos sin anticipar su resolución, recuerden: pensar lo impensable. El recrudecimiento de las tensiones en varios conflictos, que el mes pasado empezamos a calificar de retorno de la lógica de la fuerza, tienen en común que proceden de la Guerra Fría y, por tanto, del mundo anterior a ella, y su resultado inevitable será configurar el mundo posterior: la destrucción creadora.

Así pues, cuando analizamos el conflicto Palestino-israelí, anticipamos dos escenarios potenciales: la aparición de nuevas dinámicas regionales, la primera y más probable en la que Israel y Palestina se integrarán plenamente en una nueva estructura regional pacífica y cooperativa, la segunda, menos probable pero que no puede ignorarse, vería una reacción violenta contra el gobierno de Netanyahu, y un aumento de la influencia de los judíos ultraortodoxos antisionistas (en el sentido de que son hostiles al Estado de Israel), lo que llevaría a la desaparición del Estado de Israel tal y como lo conocemos en favor de un Estado multiconfesional (véase nuestro artículo «Israel-Hamás: el otro escenario… permitirnos pensar lo impensable»).

Cuando analizamos la perspectiva de la integración de Ucrania en la UE, anticipamos el inicio de un proceso que exacerbará las divisiones y disfunciones en el seno de los Estados miembros, provocando el fin de la Unión Europea tal y como la conocemos (véase nuestro artículo «Ucrania 2025: El fin de la Unión Europea unilateral»).

En ambos casos, se trata de regiones con una historia milenaria que no serán destruidas en el sentido estricto de la palabra (y probablemente nunca lo serán). Es su propia existencia, forjada en la segunda mitad del siglo XX, la que se pone en tela de juicio, exigiendo las profundas reformas necesarias para adaptarse «como sea posible» al nuevo mundo.

Para enfatizar la dimensión creativa, también nos hemos fijado en elementos propios del mundo de la posguerra. La creación de nuevas rutas comerciales (que incluyen no sólo el transporte de mercancías, sino también una cooperación y unos intercambios económicos más amplios), con el INSTC y el IMEC a la cabeza, vuelven a situar en el centro del mapa mundial a actores erróneamente juzgados de importancia secundaria cuando nos limitamos a la rivalidad chino-estadounidense: la UE, Rusia, Irán, Arabia Saudí, los EAU y la India. Pretenden reemplazar o incluso sustituir a las rutas históricas a través del Canal de Suez, reforzando la dimensión multipolar y resistente del mundo postdestrucción (véase nuestro artículo «2030 Oriente Medio: el nuevo epicentro del comercio mundial (INSTC, IMEC, Nuevas Rutas de la Seda…)»).

Las próximas rutas mundiales son las Nuevas Rutas de la Seda chinas. También ellas pretenden sustituir a las antiguas mediante la creación de otras nuevas. Pero con la creación de infraestructuras viene la creación de dependencia financiera, con naciones socias dependientes de China para grandes préstamos. Se trata de un papel desempeñado hasta ahora por el FMI, que está perdiendo gran parte de su influencia como consecuencia… de la destrucción creativa (véase nuestro artículo China 2030: La ecuación de la deuda pública mundial y la deuda china).

Lo mismo ocurre con la IA, sobre la que damos la bienvenida a dos autores de renombre, uno escritor de ficción, Grégory Aimar, y el otro académico, Mihai Nadin. Ambos comparten sus reflexiones sobre la posibilidad de que la IA ocupe el lugar de las religiones tradicionales y compita con la inteligencia humana, consumiendo muchos más recursos… destrucción creativa (véanse nuestros artículos «Una religión tecnológica podría ser una solución paliativa a la desaparición de las religiones tradicionales» y «Por espectaculares que sean los logros cualificados de la IA, ninguno puede considerarse inteligente»).

Si queremos proyectarnos con eficacia y realismo en el futuro, debemos tener la mente despejada. Esto significa recordar siempre que la naturaleza aborrece el vacío y que a toda destrucción le sigue necesariamente una creación.

Suscripción

_____________

[1]     Fuente: Economie.gouv

[2]     En palabras de Joseph Schumpeter

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Contenidos

El conflicto se resolverá a corto plazo y permitirá a la región integrarse y abrirse a todo su potencial. Ésta es la anticipación que presentamos el mes pasado, en línea [...]

En nuestro número de octubre, el equipo del GEAB anticipaba la evolución de Ucrania a medio plazo: "En consecuencia, la integración de Ucrania en la UE parece bastante hipotética, ya [...]

La remodelación del mundo se refleja en la evolución de las rutas comerciales. Se espera que el comercio mundial de mercancías alcance los 32,6 billones de dólares en 2030, y [...]

Con la crisis de las hipotecas de alto riesgo (2007/2009), los planes de rescate de bancos e instituciones financieras alcanzaron cotas tan vertiginosas que no esperábamos volver a verlas pronto. [...]

Nuestro equipo sigue investigando y reflexionando sobre el impacto de la inteligencia artificial (IA) en nuestras sociedades futuras. Para ello, tratamos de reunir una gran variedad de puntos de vista [...]

Mihai Nadin, catedrático emérito de la Ashbel Smith University, Universidad de Texas en Dallas. Su carrera abarca la ingeniería, las matemáticas, la tecnología digital, la filosofía, la semiótica, la teoría [...]

Eurozona: ¿bancarrotas estatales en el horizonte? Estanflación, recesión, encarecimiento del crédito, desempleo... las señales negativas se multiplican para las economías de la eurozona. A medida que se acerca el final [...]

Artículos relacionados
GEAB
15 Feb 2024

Alemania 2024-2025: reinventar el modelo económico

#Alemania #economia #Europa #geopolítica #gobernanza

Golpeada por la megacrisis occidental, con todas las vías de solución bloqueadas, Alemania necesita urgentemente reinventar su modelo económico para frenar su declive. Tras la victoria aliada sobre Hitler, Estados [...]

GEAB
15 Feb 2024

2024: un protectorado árabe para los territorios palestinos

#gaza #gobernanza #Israel #mundo

Esto es exactamente lo que describimos como la transición dolorosa y violenta al otro mundo, con lo que denominamos el retorno de las lógicas de la fuerza en nuestro GEAB178 [...]

GEAB
15 Feb 2024

Inversión china en el Norte de África y Oriente Próximo: cambio del centro de gravedad

#africa #China #gobernanza #inversiones #medio oriente

Egipto se encuentra en la encrucijada de las rutas comerciales, sirviendo de enlace entre dos grandes regiones: el Norte de África y los países árabes. Esta posición geográfica estratégica en [...]