Home Les bulletins GEAB GEAB 122 Señor Catástrofe – Breves alertas de nuestro equipo

GEAB 122

El boletín mensual del Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP) - 15 Feb 2018

Señor Catástrofe – Breves alertas de nuestro equipo

En esta pequeña sección, abordamos en forma de noticias breves los riesgos que nuestro formato no nos permite desarrollar, pero de los cuales deseamos advertir a nuestros lectores.

Siria una y otra vez

El bando estadounidense parece haberse mantenido a raya un tiempo, dejando vía libre al bando ruso para calmar la situación. No obstante, se ha recompuesto para dirigir ahora a los países cuyos intereses ya representaba. Ya se han revelado todos los grandes agentes encubiertos de la guerra en Siria: por una parte, EE. UU., Israel, Arabia Saudita y Kurdistán y, por otra, Rusia, Irán, Turquía y Palestina. So pretexto de guerra común contra el EIIL, los enemigos se encuentran cara a cara en el mismo terreno, principalmente en torno a los yacimientos de petróleo (EIIL, legitimistas, estadounidenses, rusos…). Israel no va a abandonar la partida, tratando de evitar a todo coste que un régimen simpatizante de Irán complete el paso chiita Irán-mar Mediterráneo, en contacto con toda su frontera norte. Por no mencionar que una guerra abierta permitiría a Israel hacer realidad su sueño de deshacerse de la población palestina de Cisjordania. Como todos sabemos, las guerras son ocasiones perfectas para promover desplazamientos poblacionales. Turquía (por otra parte, no más que Iraq y Siria) no va a aceptar el establecimiento de un Estado petrolero kurdo controlado por EE. UU. Parece imposible que las distintas posiciones se reconcilien. El terreno está creando las condiciones perfectas para un combate directo entre rusos y estadounidenses, entre israelíes e iraníes… Turquía y EE. UU. (oficialmente aliados en la OTAN) se encuentran al borde de la ruptura. El riesgo de conflicto es más elevado que nunca[1] y esperemos que suscite la voluntad de cambio necesaria para sentar las bases del “Nuevo Oriente Próximo”[2], cuyo potencial es, por otra parte, cada vez más visible. No obstante, hay razones para pensar que estas bases se están sentando sobre escombros, pues Oriente Próximo está en guerra ya desde hace tiempo. Lo único que justifica la inacción en esta espantosa guerra es la ausencia de cobertura mediática.

Pero también el mar Rojo

Aunque menos sonadas, las tensiones siguen aumentando en torno al mar Rojo en el marco de lo que nosotros llamamos “la Guerra de los Estrechos”, cuya víctima más evidente es Yemen. Esta guerra de estrechos está relacionada con la exigencia, aparentemente tajante, de control del paso del mar Rojo por Arabia Saudita.

Gráfico 1 – Mapa de Oriente PróximoOriente Próximo

 

En Yemen, este control se ve desafiado por un 45 % de chiitas proiraníes… de ahí esta guerra. Pero al otro lado del estrecho Bab el-Mandeb, al sur del mar Rojo, está Yibuti, donde China inauguró en agosto de 2017 su primera base militar en la región[3]. No obstante, actualmente las relaciones entre China y Yibuti parecen haber empeorado, llevando a China a multiplicar sus miras hacia Egipto, Yemen, Omán… La “guerrilla” saudí-iraní en Yemen o las inoportunas intervenciones europeas en Libia tienen consecuencias sobre los intereses chinos, lo que ha motivado una determinación por su parte a dotarse de medios militares para preservar sus intereses. También en torno al mar Rojo, Sudán y sus puertos ya han sido objeto de conflictos entre EE. UU. y China principalmente, conflictos que han desembocado en una división entre el Norte y el Sur de Sudán que no es de gran ayuda[4]. Asimismo, los intereses chinos y japoneses también se enfrentan en Sudán. La parte norte del paso del mar Rojo, en cambio, está controlada en su totalidad por Arabia Saudí (el presidente egipcio, al-Sisi, es vasallo de Arabia Saudita). Los Emiratos Árabes también constituyen un agente en la región, con intereses muy distintos a los saudíes. Poseen bases en Eritrea y en Somalia, pero también en Yemen desde su alianza de conveniencia contra los hutíes. Los europeos están igualmente presentes. Esta noticia breve no pretende establecer la lista de los intereses nacionales aglomerados en torno al Canal de Suez, el mar Rojo y el estrecho de Bab el-Mandeb. Pero si hay algo claro, es que en un mundo donde los intereses de las potencias del mundo multipolar no están en sintonía, lugares tan estratégicos como el paso del mar Rojo conforman el entorno perfecto para el estallido de conflictos transcontinentales. Esta región en particular presenta la característica de estar ubicada en un vacío geopolítico. En la intersección de diferentes continentes, no existe ninguna institución supranacional capaz de reunir en la misma mesa a los potenciales adversarios. Así pues, atención a esta región del mundo.

América del Sur se tambalea

El calendario electoral sudamericano de este año está saturado. La tendencia dominante es la inclinación hacia la derecha. Pero existen puntos de resistencia del espíritu bolivariano y no son pocos: Venezuela está aguantando y Méjico podría unirse a ella próximamente. Ya sean derechistas o izquierdistas, se trata de regímenes políticos duros y nacionalistas. La corrupción desesperanzadora asociada a la crisis de los precios del petróleo que está afectando duramente al subcontinente americano, en conjunto con la emergencia de nuevas generaciones con aspiraciones muy diferentes a las de sus antecesores, están creando ejes polarizadores por toda la región. La locura de las fuerzas económicas que han creído que solo la alineación de la derecha sudamericana podría posibilitar la integración del continente está empeorando. Los gobiernos de izquierdas caen en acusaciones de corrupción, solo para ser sustituidos por gobiernos de derechas aún más corruptos, lo que está provocando la aparición de populistas derechistas principalmente, pero también izquierdistas, con tendencias nacionalistas. Si la eliminación de Lula de las próximas elecciones deja vía libre a la elección del ultranacionalista Bolsonaro (al cual seguimos la pista desde hace cerca de un año) como presidente de Brasil, surgirán conflictos fronterizos con Venezuela, inevitablemente susceptibles de empeorar. Abundan las reivindicaciones territoriales por todo el subcontinente. Quizás los estadounidenses estaban esperando a que llegase este punto para volver con fuerza a restablecer el orden en la región, pero ¿de verdad poseen los medios para ello? Si no es así, América del Sur podría comenzar a presentar síntomas bastante similares a los de Europa en los años 30… El mundo de después nos reserva sorpresas entre las que podría encontrarse América Latina… Por otra parte, se trata de una de las regiones del mundo más difíciles de comprender. Bajo una apariencia de simplicidad, la ausencia de medios de comunicación comunes multilingües mantiene al resto del mundo alejado de su evolución.

Los BRICS se sumen en tierras movedizas

La reciente dimisión del presidente sudafricano Jacob Zuma[5] está muy relacionada con una crisis social, política, institucional y de modernidad. Pero también un poco con su elección de unirse a los BRICS[6]. Su sustituto, Cyril Ramaphosa, podría mostrar mucho menos entusiasmo en la participación de Sudáfrica en las instancias y agendas BRICS. No creemos que Sudáfrica vaya a abandonar la organización[7]. Para bloquear la dinámica BRICS resulta mucho más eficaz mantener a los países poco motivados. Entre Brasil, la India y ahora Sudáfrica, los BRICS han tocado fondo, pero esto no es una buena noticia en absoluto. En su lugar, probablemente asistiremos a un intento por segmentar el mundo en torno a los 3-4 polos y sus patios traseros. China abandona América del Sur en brazos de EE. UU., EE. UU. abandona el Sudeste Asiático en brazos de China, África es abandonada en brazos de Europa. Esta configuración basada en el modelo territorial del coto privado es un hervidero de conflictos que solo durará un tiempo… y corto, además.

Gráfico 2 – Demanda mundial de diversos materiales para construir baterías de vehículos eléctricos 2015-2030. Fuente: The Globe and Mail.

 

Occidente, según nuestro equipo, las agendas medioambientales se disponen a sufrir graves contratiempos. He aquí algunas de las razones que nos llevan a esta anticipación:

Desprestigio de los movimientos ecologistas en relación con la postura NIMBY (Not In My BackYard). Después de luchar por fábricas de reprocesamiento de residuos, por ejemplo, luchan por que estas fábricas no se instalen en su vecindario.

Retirada estadounidense de la agenda medioambiental. Aunque en parte sea una buena noticia, porque EE. UU. representaba más un bloqueo que una ayuda, su retirada pone en suspenso ciertos puntos del calendario.

Cuestionamiento de los principios fundamentales (¿es el calentamiento climático lo que hay que combatir? ¿son las energías renovables la solución?[8]).

Cuestionamiento del futuro omnieléctrico en el sector automovilístico. La gran demanda de electricidad derivada de esta estrategia pone en tela de juicio el efecto buscado de protección del medioambiente.

La crisis de liquidez derivada del cese de las QE y las dificultades de inversión en un mundo que se niega a recaudar impuestos van a suponer un problema para la inversión en la transición energética y medioambiental.

La reindustrialización y la relocalización de la actividad productiva en Occidente no va a ayudar a la descontaminación de nuestro medioambiente.

La transformación parcial de Europa en el almacén de China[9] y el despliegue simultáneo de una agricultura intensiva no tendrá nada de biológico.

La probable reducción de los precios del gas y del petróleo acabará con la competitividad del resto de energías.

La inclinación de Europa y las Américas a la extrema derecha hará que se guarden en un cajón todos los proyectos medioambientalistas.

Por todo ello, la agenda medioambiental va a ser gestionada por Oriente durante un tiempo, esperemos que no demasiado largo (2018-2020).

Leer el GEAB 122

 

[1] En una semana se han abatido un F-16 israelí, un dron iraní, un jet ruso y un helicóptero turco (fuente: Yahoo, 14/02/2018). Por otra parte, las fuerzas americanas han matado a alrededor de 200 mercenarios rusos (fuente: Bloomberg, 13/02/2018)

[2] Véanse nuestros artículos anteriores relativos a este tema, que asumimos plenamente. Fuente: GEAB.

[3] Fuente: Reuters, 01/08/2017

[4] Mientras China envía cada vez más ayuda a Sudán del Sur, EE. UU. refuerza sus sanciones y agrava las tensiones. Como ejemplo de la restricción de las armas: VOAnews, 05/02/2018.

[5] El presidente sudafricano Jacob Zuma dimite con “efecto inmediato”. Fuente: Le Monde, 14/02/2018

[6] Basta con leer este artículo para convencerse de que ciertas fuerzas del país han acogido esta elección a regañadientes. Fuente: News24, 11/02/2018

[7] Por otra parte, Sudáfrica será la que acoja y organice la décima cumbre BRICS celebrada en el próximo mes de julio. Fuente: The South African, 29/01/2018

[8] Sobre este tema, la publicación del libro de Guillaume Pitron titulado “La guerra de los metales raros” pone de relieve la destrucción medioambiental inducida por la economía de las nuevas tecnologías y de las energías renovables pensadas para contribuir a reducir la polución. No es casualidad que este libro haya tenido tanto éxito.

[9] Véase este artículo de hace tiempo “L’appétit dévorant de la Chine en Europe de l’Est”. Fuente: Sputnik, 07/12/2015. Pero también cifras como las de España: “Aparte del sector de la infraestructura, el inmobiliario y la hostelería, otros sectores importantes incluyen los productos agrícolas y la alimentación y bebidas, que percibió alrededor de 525 millones de euros de inversión directa china, de acuerdo con Rhodium Group. En el contexto europeo, la agricultura en España es un objetivo de importancia comparable para los inversores chinos”. Fuente: Eurasia Review, 10/02/2018

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Contenidos

A principios de febrero, las bolsas estadounidenses y, subsecuentemente, el resto de los mercados financieros del mundo, experimentaron una brutal corrección. En solo dos días, el índice Dow Jones perdió [...]

El brexit parecía haber activado la tan esperada redefinición del funcionamiento y los objetivos de la máquina europea. Pero Bruselas prefiere mofarse de las dificultades del Reino Unido y, ahora [...]

El futuro está lleno de datos empíricos que conviene anticipar para alumbrar nuestras decisiones. Es por ello que, cada tres meses, nuestro equipo comparte con sus lectores los datos “brutos” [...]

- Petróleo: efecto yoyo - Empresas: atención a las quiebras en tropel - Bitcóin y criptomonedas: bajo control - Metales preciosos, valores seguros Petróleo: efecto yoyo Los anuncios de la [...]

Artículos relacionados
Geta Moldovan
04 Ene 2019

El calendario del futuro del GEAB

#brics #Calendario #Estados Unidos #geopolítica #UE

La anticipación política no funciona como una bola de cristal. Los “datos del futuro” constituyen la materia prima del análisis: elecciones, cumbres, reuniones diversas y otros elementos que permiten esclarecer [...]

GEAB
30 Oct 2018

Oriente Próximo y la “paz saudí”

#geopolítica #Oriente Próximo

Recientemente, Arabia Saudita ha estado enviando visibles señales relativas al establecimiento de un Nuevo Oriente, lo que concuerda a la perfección con nuestras anticipaciones sobre la región. Punto para nosotros. [...]

GEAB
29 Oct 2018

NEOM, entre Nueva Jerusalén y Biblioteca de Alejandría

#dollaro #Oriente Próximo

El proyecto de megaciudad NEOM del cual ya hemos hablado es una verdadera da verdadera cabida a la esperanza. Como mencionamos la última vez, los saudíes no habrían iniciado este [...]