Home Crisis humanitaria mundial 2020-2030: de la erradicación de la pobreza a la erradicación de los pobres

GEAB 159

El boletín mensual del Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP) - 15 Nov 2021

Crisis humanitaria mundial 2020-2030: de la erradicación de la pobreza a la erradicación de los pobres

No cabe duda de que el inconsciente colectivo de Occidente se siente amenazado por una humanidad demasiado numerosa.

Todo contribuye a este sentimiento difuso[1] :

. la vuelta a la vida después de la pandemia y a las aglomeraciones callejeras, que de repente se hace insoportable en comparación con la calma del encierro;

. la exposición de un mundo no occidental que nos supera en número diez a uno, que cuestiona nuestras sociedades, nuestras identidades, nuestros modelos;

. la obsesión medioambiental que ha convertido a los humanos en enemigos sistémicos de nuestra buena Madre Naturaleza;

. la crisis existencial ligada al cuestionamiento de la utilidad del ser humano, ni trabajador (por la tecnología) ni consumidor (por la contaminación);

. la desaparición en Occidente del pensamiento social y humanista en favor del pensamiento ecologista y naturalista

. las crecientes dificultades de nuestros sistemas sociales, aplastados bajo el peso de 30 años de desinversión liberal, el envejecimiento de la generación del Babyboom, y los costes adicionales relacionados con la pandemia y sus consecuencias (desempleo, empobrecimiento, enfermedades físicas y psiquiátricas, drogas, etc.);

. el progresivo distanciamiento del mundo provocado por el auge de las fronteras, la borrosa relación con la realidad de los humanos conectados al mundo virtual y el control de la información, relanzando el clásico proceso de deshumanización de los «Otros», esas masas sin rostro que pululan y amenazan desde otros lugares;

. el totalitarismo transhumanista que se está imponiendo;

. las fantasías de decrecimiento que acompañan todo esto y que presuponen, sin atreverse a decirlo, un declive demográfico para empezar…

El pesimismo ambiental se alimenta tanto del sentimiento de exasperación creciente con los Otros como del horror que surge de la perspectiva de las consecuencias de este sentimiento, es decir, la aceptación gradual de dejar morir a la gente (socialmente), o incluso de hacer morir a la gente (geopolíticamente).

Prevemos que en los próximos 5-10 años, cientos de millones de personas desaparecerán prematuramente de la faz de la tierra de diversas maneras.

Las semillas de este gran agotamiento humano se encuentran en el colapso de los sistemas sociales (que se analiza más adelante), así como en las crecientes tensiones geopolíticas (que se analizan en el siguiente artículo).

Inseguridad alimentaria, hambruna

En 2015, el número de muertes al año se estimó en 59 millones. Un estudio de la Universidad de Oxford[2] calcula que la esperanza de vida en 29 países (principalmente Europa, Estados Unidos y Chile) caerá al menos 6 meses de media entre 2019 y 2020. Por supuesto, el Covid-19 es un factor de este impresionante colapso, pero no lo explica todo. Por ejemplo, el hecho de que EE. UU. y Lituania tengan las mayores caídas (¡2,2 y 1,7 años perdidos en los hombres respectivamente!) no se explica por una mayor incidencia del Covid-19 en estas poblaciones.

Después de haber disminuido en los últimos 20 años (en gran parte debido a la erradicación de la pobreza en China), desde 2016, el hambre mundial ha aumentado, afectando a alrededor del 10% de la población mundial[3]. Ya en junio de 2020, las Naciones Unidas dieron la voz de alarma, pidiendo una acción inmediata para evitar que «cientos de millones» (¡ya estamos ahí!) mueran de hambre[4]. Más recientemente, se habla de que 320 millones de personas han perdido el acceso a sus necesidades alimentarias[5]. Los países afectados son Yemen, Siria y Afganistán, pero también la República Democrática del Congo, Honduras, India[6], Brasil y Sudamérica[7]

Figura 1 – Puntos conflictivos del hambre en el mundo. Fuente: GZERO, 2021

 

Según algunos cálculos, casi 8 millones de personas han muerto de hambre desde principios de año. En comparación, el Covid-19 ha matado a 5 millones de personas en casi 2 años. Pero el Covid-19 mata indiscriminadamente, mientras que el hambre sólo mata a los pobres…

Estamos lejos de sugerir que nuestros líderes no están tratando sinceramente de abordar el problema. Pero ellos no tienen el control de las finanzas. Por ejemplo, el presidente Biden se jacta de haber recaudado 10.000 millones de dólares para financiar un programa plurianual «Feed the Future» para luchar contra el hambre en el mundo[8]. 10.000 millones, ¿a quién queremos engañar? Mientras tanto, los mercados financieros están produciendo no decenas, ni cientos, sino miles de miles de millones… a la misma escala que las deudas de los gobiernos. ¿Qué pueden hacer nuestros políticos en este contexto?

En Estados Unidos, gracias a las ayudas, el número de personas que sufren inseguridad alimentaria (10,5%) no habría aumentado entre 2019 y 2020. Pero la cuestión queda para 2021, cuando la crisis de la cadena de suministro se haga patente. El pánico hace que la gente vacíe las estanterías de las tiendas y haga acopio de alimentos en casa, lo que agrava el problema[9]. La inflación, las interrupciones del suministro y los desiertos de alimentos[10] pueden combinarse para crear un desastre humanitario en «el país más rico del mundo».

En Europa, la inseguridad alimentaria está distribuida de forma muy desigual: entre el 3,5 y el 20% según los países, con una media de alrededor del 7%, a pesar de la riqueza y las redes de seguridad social del continente.

Y el futuro es sombrío. La prensa anticipa unánimemente un agravamiento de la crisis alimentaria, que por supuesto se asocia sistemáticamente a la crisis climática[11], aquella contra la que no se puede hacer nada, salvo reducir la población o empobrecerla para financiar hipotéticos futuros tecnológicos …

Gran dimisión, suicidios, drogas

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Contenidos

La Primera Guerra Mundial fue el resultado de unos juegos de alianza insuperables que se habían vuelto anacrónicos. La alianza con Estados Unidos es a la vez obsoleta e insuperable [...]

El FMI ya ha empezado a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento para Estados Unidos en 2021 (de 7 a 6%), Asia (de 7,6 a 6,5%), la zona [...]

La crisis del Covid-19 ha puesto a prueba a todos los bancos centrales, especialmente a los europeos y estadounidenses, que llevan sobre sus hombros una parte importante del peso de [...]

Una nueva generación de traders se ha establecido en 2020 durante los sucesivos confinamientos. Si no cambian las reglas del juego en los mercados financieros, revela una percepción de la [...]

Bitcóin – Salvadorización Bukele, el joven presidente de San Salvador, se frota las manos ante la subida del valor del Bitcóin, que adoptó como moneda oficial de su país el [...]

Artículos relacionados
GEAB
15 Nov 2021

Economía mundial 2022: ¿Y si no hay crecimiento? …

#crecimiento #crisis #economia #inflación

El FMI ya ha empezado a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento para Estados Unidos en 2021 (de 7 a 6%), Asia (de 7,6 a 6,5%), la zona [...]

GEAB
15 Oct 2021

Dólar – El tiempo se agota

#crisis #divisas #dolar #finanzas

El dólar sólo se derrumbará si Estados Unidos decide dejar que se derrumbe. Estados Unidos se encuentra ahora en una situación en la que cada vez está más cerca de [...]

GEAB
15 Oct 2021

Lujo – Un modelo de negocio compatible con el futuro

#economia #inflación #lujo #mundo

El pasado agosto, Bernard Arnault (LVMH) superó a Jeff Bezos (Amazon) en el ranking de las personas más ricas del mundo.  Los gigantes del lujo han registrado unos resultados bursátiles [...]