Home GEAB 153

GEAB 153

El boletín mensual del Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP) - 17 Mar 2021
El extracto publico

La revolución ideológica de la UE requiere una revolución estructural.

El año 2020 ha acelerado todas las tendencias de transformación sistémica. Pero, en 2021, este vuelo libre en el vacío intersideral del planeta confinado experimentará las turbulencias de la entrada en la atmósfera del ‘mundo de después’.

Desde hace 20 años, los occidentales, y los europeos en particular, sueñan con liberarse de la materia: decrecimiento, descontaminación, despoblación, etc. Las nuevas tecnologías vienen a apoyar estas ideologías con sus promesas de desmaterializarlo todo. La pandemia ha permitido dar un gran paso hacia esta virtualización. También ha permitido a la UE mostrar su relevancia, activando principios de solidaridad, estableciendo herramientas financieras a la altura de las apuestas continentales, e incluso dotándose de una visión y un espíritu, como muestra nuestro artículo sobre la revolución ideológica de las instituciones europeas.

En la calma de la pandemia, la UE ha formalizado una verdadera visión compuesta por la transición ecológica y digital, la resiliencia y la soberanía estratégica, contribuyendo a lo que algunos dentro de las instituciones llaman -con razón- una «revolución ideológica», acompañada de herramientas financieras y grandes paquetes de estímulo para garantizar su aplicación. Pero el mundo es un lugar peligroso. En 2021, la Bella Durmiente (Europa) se despierta y descubre un mundo diferente al que soñó mientras dormía, cuestionando fuertemente el modelo de gobernanza común que parecía consolidarse el año pasado. Por lo tanto, creemos que la «revolución ideológica» europea no pasará la prueba de la realidad sin una reforma estructural equivalente (no se rompe la barrera del sonido con un avión de pasajeros, por muy cargado de súper-queroseno que esté).

Despertar en un mundo ultra competitivo

En primer lugar, habrá que hacer un balance de un marcador clave de la eficacia de la gestión europea de la pandemia: la campaña de vacunación. Este es claramente un fracaso[1], al menos desde el punto de vista de la dura realidad de un mundo multipolar ultra competitivo. En nuestro «bando», los británicos, los estadounidenses y los israelíes -por mencionar sólo los más evidentes- han puesto en producción/atraído para sí las vacunas que necesitaban, en detrimento de la UE, que ha jugado una carta responsable y solidaria[2] – ¡tan justificada![3]– pero perdedora en las competiciones sangrientas que se juegan en Occidente cuyos miembros están todos obsesionados con ganar/mantener/conservar su liderazgo mundial.

Desde un punto de vista estratégico, podemos deducir de esta experiencia que:

. la ley de la selva reina en un campo «aliado» donde el sálvese quien pueda y los golpes bajos son la norma

. en la competencia entre «aliados» que surge en cada oportunidad[4], en lugar de la esperada cooperación, la complejidad y moralidad de la entidad de la UE la convierte en un jugador lento que pierde siempre

. si la UE es demasiado lenta en relación con el marco competitivo, es demasiado rápida desde el punto de vista de las realidades sistémicas (repitamos que cualquier inicio precipitado promete desastres, como ya sugieren las perspectivas de inflación y de subida de tipos) y desde el punto de vista de su estructura (la UE se mueve realmente demasiado rápido para los tiempos de reacción que su tamaño impone a sus maniobras, como demuestran las recientes decisiones monetarias del BCE[5]).

Estas observaciones ayudan a comprender que la UE tendrá que elegir entre dos modelos:

. por un lado, un modelo «liberal» formado por pequeños y rápidos actores que compiten entre sí y que evolucionan según alianzas ad hoc a corto plazo, dejando a los Estados europeos libres para seguir las estrategias que mejor sirvan a sus intereses individuales: la ley del más fuerte. Este mundo se caracterizará por la ley del más fuerte, los golpes bajos, las guerras comerciales, el pirateo a toda costa, etc., tanto con respecto al resto del planeta como entre los países europeos, dando lugar a corto y medio plazo al fantasma de las guerras intraeuropeas (se piense lo que se piense de ellas y sea cual sea su forma).

. por otro lado, una gobernanza organizada basada en la cooperación, la lógica del «win-win», el dominio del tiempo, etc., que se justifica desde el punto de vista de la paz y el equilibrio mundial, pero que situará invariablemente a la UE por detrás de actores con una gobernanza simple como el Reino Unido, Estados Unidos o China en la carrera por las cifras.

… A menos que consiga fusionar los dos modelos (agilidad y coherencia global), lo que sólo puede hacer optando por el segundo modelo.

Apuntando más alto

Al enunciar este paradójico mandato, surge una idea esencial: los principios del modelo europeo ya sólo tienen sentido en el marco de una gobernanza mundial organizada que aún está por inventar. De ahí esta anticipación: si la UE no está en condiciones de contribuir de forma decisiva y a corto plazo a la aparición de nuevas instancias de gobernanza mundial transparente, eficaz y democrática (TEDI)[6] integrando las características sistémicas del siglo XXI, habrá dejado de existir en 2030, o incluso antes, ya que sus miembros, uno tras otro, de una forma u otra, recuperarán su «independencia”: algunos desprecian los principios del Estado de Derecho (Polonia, Hungría[7]), otros rechazan una Europa sin fronteras (países del Este) o se oponen al concepto de autonomía estratégica (Suecia[8]), etc. 

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Contenidos

Integrando un enfoque de anticipación abierta en el proceso de toma de decisiones,  teniendo voluntad de implicar a los ciudadanos, estrategias visionarias y ambiciosas... pero ¿qué ocurre en la Comisión [...]

Se crea o no en la profecía de San Malaquías, que identificó al papa Francisco II como Pedro el Romano, el último de una estirpe de 112 papas, una cosa [...]

Después de años de precios a la baja como resultado de las ventas en corto y la distracción de las criptomonedas, el precio de la plata muestra actualmente mayor fortaleza, [...]

Guía breve para inversores en tiempos de reflación/inflación En el contexto actual de extrema incertidumbre, hemos elaborado una serie de 8 recomendaciones y consejos prácticos para superar este periodo de [...]

Artículos relacionados
GEAB
15 Nov 2021

Inversiones, tendencias y recomendaciones (nov)

#bitcoin #criptomonedas #finanzas #inversión #metaverso #productos básicos

Bitcóin – Salvadorización Bukele, el joven presidente de San Salvador, se frota las manos ante la subida del valor del Bitcóin, que adoptó como moneda oficial de su país el [...]

GEAB
15 Nov 2021

Nueva generación de traders: los nuevos «valores» de los jóvenes financieros

#finanzas #innovacion #jóvenes #Monedas

Una nueva generación de traders se ha establecido en 2020 durante los sucesivos confinamientos. Si no cambian las reglas del juego en los mercados financieros, revela una percepción de la [...]

GEAB
15 Nov 2021

Febrero de 2022: hacia una alineación de las políticas monetarias europea y estadounidense

#divisas #FED #finanzas

La crisis del Covid-19 ha puesto a prueba a todos los bancos centrales, especialmente a los europeos y estadounidenses, que llevan sobre sus hombros una parte importante del peso de [...]