Home Les bulletins GEAB GEAB 137

GEAB 137

El boletín mensual del Laboratorio Europeo de Anticipación Política (LEAP) - 17 Sep 2019
El extracto publico

El reciente despido del asesor de seguridad de Trump, el neoconservador John Bolton, es en nuestra opinión, un acontecimiento histórico del mismo significado simbólico que el lanzamiento de la perestroika por Gorbachov[1]. Al expulsar abiertamente a este halcón neoconservador, Trump marca el fin del imposible imperio americano. La noticia es tan emocionante para el mundo como la de la perestroika, pero las consecuencias para los Estados Unidos serán tan complicadas de gestionar como lo fueron para Rusia. Anticipamos el rebobinado del efecto dominó que habíamos anticipado y descrito a finales de 2016 y, en última instancia, el retorno de la crisis político-financiera-económica a su punto de partida: los Estados Unidos. Así pues, escribimos un artículo que es muy optimista (quizás un poco demasiado) sobre la disminución de las tensiones geopolíticas globales y las soluciones extremas, al tiempo que terminamos con una nota pesimista sobre las perspectivas económicas y políticas de Estados Unidos.

Las dos extremas derechas americanas

En abril de 2018, analizamos que Trump había colocado a Bolton lo más cerca posible de él, no para beneficiarse de sus luces sino para observarlo. Bolton es un neoconservador, más concretamente una de las eminencias grises del imperialismo extremo-americano-misionado por Dios-en-Persona de la era Bush-junior y su tribu de los armagedonistas[2]. Aunque se encuentra en el extremo derecho del espectro político estadounidense, Trump es lo contrario de esta visión. Anclado en el caldo de cultivo de la Alt-right[3]  aislacionista, proteccionista y antiglobalización, aboga por el regreso al hogar de los EEUU y por el fin del agotamiento de sus fuerzas en los asuntos mundiales: «América primero» en lugar de «mundo americano», como ya hemos dicho muchas veces desde noviembre de 2016[4].

Trump es probablemente el primero de los presidentes estadounidenses desde la Segunda Guerra Mundial en tener este objetivo político de la «desimperialización» de Estados Unidos. Mucho más que Rusia, China o Europa, su principal oponente es, por tanto, el aparato estatal estadounidense.

¿Todo el dispositivo estatal de EE.UU.? No, de lo contrario Trump no estaría en la Casa Blanca… Como analizamos en 2016, al menos el aparato militar decidió apoyar su candidatura en las etapas finales de las elecciones. Cabe recordar que en 2016, los Estados Unidos estaban al borde de un conflicto abierto contra Rusia por la cuestión siria y que, por lo tanto, era hora de dar marcha atrás[5]

Sin embargo, Trump avanza viento en popa contra todo un aparato estatal que vive en el ejercicio de la dominación mundial, en una lucha contra los reflejos, los hábitos, los procesos, la pereza… de cualquier administración. Pero, escondidos en los recovecos de esta administración, también están los duros halcones e ideólogos del imperialismo norteamericano: ¡llamemos a los famosos «neoconservadores» de la era Bush-Jr!

Por lo tanto, fue inteligente por parte de Trump elegir a uno de los más retorcidos e influyentes de ellos, John Bolton, y ponerlo a plena luz a su lado. Bajo estrecha vigilancia para evitar cualquier deslizamiento, la política extremista de los neoconservadores se puso a prueba, revelando que sólo podía conducir a guerras, guerras que ni las finanzas ni las capacidades militares de EE.UU. permiten asumir[6].

La prueba que se está haciendo, desde el 10 de septiembre (fecha del despido de Bolton), es que ha comenzado una nueva etapa en la política exterior de Trump.

Imagen 1 – Desviaciones significativas de la administración de Trump, 2017-2019. Fuente : AFP.

 

Los fracasos de la política de Trump

Desde hace poco más de un año, hay que decir que todas las estrategias internacionales de Trump, que habíamos descifrado y anticipado pacientemente en los dos primeros años de su mandato, han fracasado: Irán, Corea del Norte, China y Venezuela, por nombrar sólo las principales. Hasta ahora, cada una de estas luchas con armas sólo ha conducido a un endurecimiento de las posiciones de los gobiernos afectados. En un momento en que las tensiones generadas se volvían insoportables, Trump culpó de todo a Bolton, acusándolo en particular de haber roto el acuerdo entre Estados Unidos y Corea del Norte sobre pruebas nucleares, de ser demasiado intransigente con Irán[7], de haberle impedido avanzar sobre Venezuela[8] y de haber participado en la redacción de todas las órdenes «presidenciales» relativas, en particular, al caso Huawei[9]. Aunque no tenemos ninguna duda de que Bolton ha contribuido a endurecer la política exterior de Trump en los últimos meses, también es, y sobre todo, la mecha ideal para dar un gran impulso a la conducción de su diplomacia sin perder prestigio[10].

No es la primera vez que explicamos en estas páginas que Trump es un catalizador para el cambio porque, en lugar de intentar evitar que los distintos actores lleguen al final de sus lógicas (como lo hizo Obama) y así bloquear cualquier posible resultado, les dice “¡mierda!»…. y ve cómo se desinflan las vejigas una tras otra.

Desradicalización de Israel

La estrategia israelí patina. Y probablemente está patinando sobre exactamente el mismo tipo de problema que la estrategia norteamericana en Siria en 2016: el ejército israelí no está dispuesto a asumir los riesgos asociados de ir hasta el final de la lógica que la sustenta, en este caso la brutal anexión de los territorios ocupados.

Este bloqueo por parte de Tsahal está encarnado por Benny Gantz. Seamos claros: Gantz no está tan lejos de la posición de Netanyahu sobre Cisjordania; por otro lado, lo hará de forma muy diferente, más cerca de un enfoque de integración[11] que de la brutal anexión que propone el Primer Ministro[12].

Antes de las elecciones de abril lo identificamos como un serio oponente de Netanyahu. Ciertamente no logró derrotar a este último en las elecciones de junio, pero es sobre todo la rotunda victoria que Netanyahu predijo que no tuvo lugar el pasado mes de abril[13]. En dos días, los israelíes vuelven a pasar por las urnas y la pregunta es: «¿Qué podría haber cambiado entre antes y después del verano?». Aparentemente no mucho: Netanyahu todavía goza de un índice de popularidad relativamente favorable[14] y no es seguro que Gantz lo apruebe en las elecciones, aunque su partido azul-blanco esté empezando a ganar en las encuestas[15], más recientes, lo cual es nuevo. Por lo tanto, la opinión pública se ha movido un poco tras el verano asesino que la separó de las elecciones anteriores. Pero no olvidemos que las encuestas son erróneas en Israel.

Comentarios

Suscríbase para dejar un comentario.
Contenidos

En los países desarrollados, existe una clara tendencia a vivir más tiempo y a tener menos hijos. Algunos países han contrarrestado esta tendencia a través de la inmigración (planificada o [...]

No sólo Hong Kong se encuentra en medio del fuego cruzado de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. El FMI puede ser una de las víctimas colaterales del [...]

Entre su dólar de Hong Kong fijado al dólar estadounidense y su carácter chino reafirmado desde su regreso en 1997, Hong Kong se encuentra exactamente en el centro de la [...]

Finanzas - Primeras aperturas al mercado chino Nuestras recomendaciones de inversión en el mercado financiero chino no son fáciles de seguir debido a la falta de accesibilidad. Pero poco a [...]

Artículos relacionados
Geta Grama-Moldovan
15 Oct 2019

Inversiones, tendencias y recomendaciones (oct 2019)

#cryptomonedas #finanzas #gas #inversiones #petroleo

Política monetaria: atención al volantazo El cambio a positivo de los indicadores económicos asociado a la distensión de las relaciones comerciales de finales de año, sumado a la rebelión contra [...]

Geta Grama-Moldovan
15 Sep 2019

Inversiones, tendencias y recomendaciones (sept 2019)

#cryptomonedas #finanzas #inversiones #petroleo

Finanzas - Primeras aperturas al mercado chino Nuestras recomendaciones de inversión en el mercado financiero chino no son fáciles de seguir debido a la falta de accesibilidad. Pero poco a [...]

Geta Grama-Moldovan
15 Sep 2019

Hong Kong 2025: suburbio de Shenzhen

#China #finanzas #Monedas

Entre su dólar de Hong Kong fijado al dólar estadounidense y su carácter chino reafirmado desde su regreso en 1997, Hong Kong se encuentra exactamente en el centro de la [...]